Módulos Temas Día

Análisis.21: La vacancia no llega sola

Procedimiento depende de varios factores, no solo de la debilidad del presidente o la decisión de la oposición.

La mujer del César

La mujer del César. (USI)

Vacancia presidencial: El único antecedente se dio hace 17 años, cuando Alberto Fujimori renunció desde el Japón. (USI)

La mujer del César. (USI)

Redacción PERU21
Redacción PERU21

El actual momento de tensión que vive el país ha hecho pensar a muchos en un automático procedimiento para lograr la vacancia. Pero esta resolución depende de las diversas gestiones que realicen los actores políticos.

NUEVE SEMANAS Y MEDIA

Como se sabe, el único antecedente se dio hace 17 años, cuando Alberto Fujimori renunció desde el Japón. A los pocos días, el Congreso no aceptó la renuncia y decidió la vacancia de la Presidencia.

Entonces, el plazo para este desenlace no tuvo la inmediatez que hoy se busca. Contra lo que las narraciones legendarias han querido preservar, la crisis terminal del gobierno fujimorista de los noventa se dio con la difusión del primer ‘vladivideo’, el 14 de setiembre de 2000, y no con la Marcha de los Cuatro Suyos, de finales de julio de ese año.

Entre la difusión del material audiovisual y la concreción de la vacancia de Fujimori, el 22 de noviembre, transcurrieron algo más de dos meses. En ese plazo, se dieron numerosos incidentes, incluyendo la fuga de Vladimiro Montesinos y la mediática búsqueda emprendida por el propio Fujimori, pasando por la recurrente develación de casos de corrupción.

Vacancia presidencial

Vacancia presidencial. (Perú21)

Vacancia presidencial. (Perú21)

Perú21

SIN NUBARRONES, CON SORPRESAS

Hay dos sucesos que se suelen obviar. En primer lugar, Fujimori convocó a elecciones tempranamente, el 16 de setiembre, solo dos días después de la difusión del primer ‘vladivideo’. Al hacerlo, se comprometió en no participar en ellas, un gesto que tranquilizaba a sus opositores, dada la lectura forzada de la Constitución del 93, que permitió su candidatura en los controversiales comicios de abril de 2000. Se había despejado uno de los nubarrones que se tenían en el ambiente político de entonces.

Un segundo hecho que se suele soslayar es lo sorpresiva que resultó la renuncia presidencial, el 19 de noviembre. El 13 de noviembre, el Congreso, donde la correlación de fuerzas había variado, aprobó la censura a Martha Hildebrandt como presidenta de ese poder del Estado. La sucedió Valentín Paniagua.

Ese mismo día, Fujimori partió a Brunéi para participar en la cumbre de APEC. Desde ahí, se desplazó a Japón, desde donde hizo pública su sorpresiva decisión, el día 19. Sus partidarios en el Congreso y en su gabinete no disimularon su desconcierto. El gabinete, encabezado por Federico Salas, presentó su renuncia el 20 de noviembre.

Al día siguiente, renunció Ricardo Márquez –segundo vicepresidente; el primero, Francisco Tudela, había renunciado el 23 de octubre– y se decidió la vacancia de Fujimori por “incapacidad moral”. Paniagua asumió la Presidencia el día 22. Habían pasado 69 días, es decir, algo más de 9 semanas y media.

HISTORIA Y PROFECÍA

Es útil revisar esta información para poner el actual momento en perspectiva. Los procesos de sucesión en una crisis presidencial son complejos y no tienen un solo desenlace posible. Dependen, en gran medida, del quehacer de los actores políticos, en el oficialismo y la oposición, y requieren acuerdos mínimos para asegurar la sostenibilidad del sistema.

En vez de apresurarse a realizar vaticinios, es necesario esperar la evidencia que brindan los hechos. Como bien reza el dicho, en política, mejor historiador que profeta.

CIFRAS

- 114 días duró el tercer mandato de Alberto Fujimori.

- 14,335 votos obtuvo el congresista Valentín Paniagua (AP) en el año 2000 en la votación preferencial.

Leer comentarios ( )

Ir a portada