Un ejemplo de vida. Ana Sophia Delgado ha demostrado que no hay barreras que le impidan lograr sus objetivos y es por ello que, el último fin de semana, logró graduarse con honores de la Facultad de Derecho de la de Piura (UDEP).

Ella, una joven piurana de 23 años, con un diagnóstico de nistagmus congénito que le fue diagnosticado desde su niñez y que le impide ver,  asegura que para lograr sus objetivos contó con el inacabable esfuerzo de sus padres quienes la apoyaban con las lecturas y la motivación para continuar.

Pero Ana Sophia no se ha detenido, actualmente integra el programa de formación de futuros docentes de la UDEP y está encaminada en avanzar su proceso de titulación y colegiatura. Sin mencionar que tiene previsto especializarse más en su profesión.

Los padres de esta joven son los más orgullosos, ellos destacan el esfuerzo de su hija y aseguran que siempre ocupó los primeros lugares en el colegio y ahora en la universidad. A los 12 años incluso ganó un concurso de matemática dejando claro que su discapacidad jamás fue un impedimento.

TAGS RELACIONADOS