El asesinato de Olivia Arévalo Lomas (dirigente de una comunidad shipiba-koniba) ha despertado gran indignación en diversas instituciones, entre ellas la 

A través de sus redes sociales, esta organización condenó este homicidio perpetrado el último jueves en la región   

"Lamentamos el terrible asesinato de la lideresa indígena, Olivia Arévalo Lomas, defensora de los derechos culturales y ambientales del pueblo Shipibo-Konibo", señaló Amnistía Internacional.

A su vez, la institución hizo un llamado a la Fiscalía de la Nación y al para "investigar y asegurar la protección de las defensoras de los derechos humanos".

En otra publicación, calificó como "urgente" que el Gobierno de Martín Vizcarra "reconozca públicamente el trabajo legítimo que realizan las personas defensoras de derechos humanos". 

Para este fin, Amnistía Internacional señaló que se debe adoptar "una política pública para su protección en consulta con ellas". "¡Basta ya de ataques contra las mujeres defensoras!", agregaron. 

Amnistía Internacional
Amnistía Internacional