Módulos Temas Día

¿Quién es Esneider Estela Terrones, asesino de Juanita Mendoza?

Esneider Estela Terrones afirmó que la víctima no aceptaba la relación sentimental que mantenía con Liliana Mendoza Alva.  

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

*ACTUALIZACIÓN 08-07-18 Juanita Mendoza murió esta mañana al no soportar las graves quemaduras.

Siniestro y repudiable testimonio. Desde los calabozos de la Dirincri-Cajamarca, Esneider Estela Terrones (22) negó a las cámaras de la prensa haber atacado brutalmente a Juanita Mendoza Alva , la mujer que fue rociada con combustible y quemada vida en esa ciudad.

Sin embargo, su declaración policial ante las autoridades de Cajamarca lo contradicen.

"Efectivamente, yo acepto que ese 29 de junio le eché combustible a mi cuñada Juanita Mendoza Alva (31), con una botella que tenía en ese momento, toda vez que ella me tiene cólera porque yo estuve con su hermana Liliana Mendoza Alva (23), la cual en la actualidad está embarazada", indicó el parte policial lanzado por Beto a saber. 

En su manifestación, el repudiado individuo alegó que cuando cometió el delito estaba bajo los efectos de la droga que había consumido con su hermano y su cuñada. Pero, ¿por qué agredió de forma tan salvaje a Juanita Mendoza Alva? Según lo que refiere, los insultos de la víctima desataron su ira.

"Tenía cogido una botella de plástico con combustible, en realidad no sé de dónde lo saqué. Estaba sentado en la esquina y la señora Juanita que, en ese momento, estaba vendiendo su salchipollo en su carretilla, empezó a vociferarme gritando '¡ya llegó ese drogado!'. Yo me reía y no le tomaba importancia porque estaba drogado y me acerqué a donde ella y le dije '¿por qué me dices así?... y me ella me contestó: 'eres drogado, paras drogándote en la calle'. Yo agarré la botella que tenía en la mano derecha y se la quise tirar con todo a su cara pero se derramó el combustible y se prendió el fuego con la señora Juanita", sostuvo en el documento de la PNP.

A pesar de verla arder, el individuo agregó que solo atinó a volver a su casa para continuar drogándose.

Tras su detención en Cajamarca y al ser trasladado por la PNP, el atacante de Juanita Alva Mendoza soltó una repulsiva frase que denotó su falta de escrúpulos y arrepentimiento. "Por las huev*** me han detenido", precisó sin miramiento.

Leer comentarios ( )

Ir a portada