Módulos Temas Día

A 10 años del terremoto en Ica, 8 mil familias urgen de ayuda [FOTOS Y VIDEO]

Aún hay afectados en Los Molinos (Pisco), en Pueblo Nuevo (Chincha) y La Tierra Prometida (Ica).

Redacción PERU21
Redacción PERU21

A las 6 y 40 p.m. del 15 de agosto de 2007, un terremoto de 7.9 grados devastó la región Ica. "Primero se sintieron unas ondas que movían el suelo. Luego, vino un terrible remezón y la gente comenzó a gritar mientras los postes y los balcones de las casas se caían. Vi personas ensangrentadas corriendo en busca de refugio, pero las pistas y veredas se abrían y se los tragaban, hasta que se produjo el segundo sacudón y el cielo se oscureció. Instantes después se vieron destellos de luz en el firmamento. Muchos decían que era el fin del mundo. El suelo no dejó de temblar durante casi cuatro minutos", recuerda Jessica Gastelú, una limeña que había llegado a vivir a Chincha días antes del sismo.

Han pasado 10 años de esta tragedia que dejó 434,614 damnificados, 221,060 afectados, 596 fallecidos, 93,708 viviendas destruidas, y el panorama sigue siendo desolador para unas 8 mil familias que lo perdieron todo en Ica. En el distrito de Los Molinos, en la provincia de Pisco, al menos 600 familias de siete asociaciones de vivienda siguen en condiciones inhumanas en la zona de Fermín Tangüis.

"El día del terremoto, mi casa de Pisco-Playa se vino abajo. Mi papá, mis dos hijos y yo nos quedamos solo con lo que teníamos encima. Por eso, tuvimos que venir a esta zona donde sobrevivimos expuestos al frío y a enfermedades a la piel. Aquí estamos abandonados", dice July Mendoza.

Sigue el riesgo en Pisco

Al respecto, el alcalde de Pisco, Tomás Andia, sostuvo a Perú21 que los posesionarios de Fermín Tangüis ocupan un terreno privado, por lo que no pueden intervenir. No obstante, hay zonas similares como Juan Vergara Matta y Rosita Salguero donde la situación de los damnificados es similar.

"En Pisco-Playa está el barrio de Leticia, donde 250 familias no pueden recibir apoyo de la comuna ni del programa Techo Propio, porque ese terreno ha sido declarado por Indeci como un predio no apto para vivienda. En esa misma zona está la Facultad de Pesquería de la Universidad San Luis Gonzaga de Ica, que Defensa Civil recomendó demoler. Empero, allí estudian precariamente 400 alumnos", precisa el burgomaestre.

Agregó que el Instituto Tecnológico Carlos Medrano también ha hecho caso omiso de estas recomendaciones, poniendo en peligro a 400 alumnos. "El palacio municipal se va a tener que quedar tal como está, porque el Ministerio de Cultura no permite que lo reconstruyamos, porque, al ser un patrimonio, tiene que ser restaurado, lo que nos costaría 13 millones de dólares, dinero que no tenemos. Eso sí, vamos a invertir 53 mil soles en reconstruir la Plaza de Armas en 2018. La iglesia Matriz, donde el día del terremoto fallecieron unas 600 personas, sí se reconstruyó, como el 80% de Pisco", aseveró Andia.

Olvido en Chincha

En Chincha la situación no es diferente. En las zonas de Micaela Bastidas y Santa María, en el distrito de Pueblo Nuevo, a solo seis minutos de la Plaza de Armas, parece que el terremoto hubiera ocurrido solo hace meses atrás. Aquí, luego de 10 años, más de 700 familias siguen refaccionando sus casas u otros viven en esteras o en casas prefabricadas.

Luren renace

En la ciudad de Ica, el terremoto destruyó más del 50% del templo del Señor de Luren, ícono de la fe religiosa de esta región. Sin embargo, adentro todo sigue tal como quedó luego del sismo. Los muros lucen rajaduras de miedo y los escalones y el suelo ceden ante la más leve pisada. En 10 años, las trabas burocráticas evitaron su restauración.

Empero, Grover Cáceres, superior de la parroquia de Luren, reveló a este diario que ya se aprobó la licencia de construcción de la nueva abadía. "Solo esperamos que la empresa Shougang Hierro Perú desembolse los S/32 millones a los que se comprometió para empezar los trabajos, que demorarán 14 meses", dice el sacerdote. Acotó que el estilo de la iglesia se mantendrá luego de ser demolida y que se van a ampliar las partes delantera y laterales. "Los vitrales y pinturas rescatadas se van a volver a colocar", aseveró.

Datos

El Ministerio de Vivienda informó que luego del sismo, entre 2007 y 2012, dicha entidad ayudó a los damnificados a través de bonos de 6 mil soles. Se entregaron 28,266 bonos (23,191 en Ica y 5,075 en Lima) con una inversión de S/169.6 millones.

En tanto, el Banco de Materiales facilitó 2,460 créditos desembolsados por más de 54.3 millones de soles.

Asimismo, el Ejecutivo precisó que se entregaron 3,371 módulos temporales de vivienda (2,871 en Ica y 500 en Lima) por un costo de S/19.7 millones.

Tags Relacionados:

Ica

terremoto

Informe.21

Leer comentarios ( )