Papa Francisco (Getty)
Papa Francisco (Getty)

Seguridad ante todo. Más de 1,200 brigadistas de intervención inicial del Ministerio de Salud (Minsa) están capacitados y entrenados para afrontar contingencias en las misas y concentraciones multitudinarias durante la visita a nuestro país, la misma que se realizará del 18 al 21 de enero del 2018.

La viceministra de Salud Pública, Dra. Mónica Meza García, informó que el Minsa movilizará a este grupo de profesionales de la salud para brindar atención médica, a lo largo de la ruta que seguirá el Sumo Pontífice y en cada uno de los lugares de concentración en Lima, Trujillo y Madre de Dios.

Dijo también que durante la permanencia del papa Francisco en nuestro país, el Minsa, a través de la Dirección General de Gestión de Riesgo de Desastres y Defensa Nacional en Salud (Digerd), instalará 41 puestos médicos de avanzada.

Precisó, además, que se ha dispuesto el equipamiento de 13 puestos médicos de avanzada en la Base Aérea las Palmas, 7 en rutas de Lima, 5 en Trujillo y 6 en Madre de Dios.

“Adicionalmente se ha capacitado a 2,500 jóvenes que pertenecen a la Guardia del papa para que puedan brindar primeros auxilios en campo”. señaló la viceministra.

Meza agregó que el personal médico estará alerta ante tres tipos de urgencias: deshidratación severa y golpe de calor, caídas y traumatismos; y descompensaciones de enfermedades crónicas.

El Sistema de Atención Móvil de Urgencias (SAMU), también estará a disposición para el traslado necesario de pacientes a los hospitales más cercanos.

"Al ubicar a una persona con signos de descompensación, se le trasladará al puesto médico de avanzada con personal altamente capacitado para atender este tipo de incidencias. Cada puesto médico estará equipado para atender emergencias, deshidrataciones e incluso cuentan con desfibrilador", detalló.

Precisó también que el Minsa ha coordinado con EsSalud, Cruz Roja, INDECI, el Cuerpo General de Bomberos Voluntarios, Fuerzas Armadas, Policía Nacional del Perú y con la Guardia del Papa, a fin de brindar una respuesta articulada e inmediata ante cualquier eventualidad.

Finalmente, la viceministra exhortó a la población a ser conscientes de que “es el ciudadano el principal responsable de su seguridad en salud".

Por eso pidió que aquellos que participarán en las grandes concentraciones deben ir con ropa cómoda, llevar una mochila con alimentos no perecibles y botellas de agua, así como evitar llevar a niños y adultos mayores, que son los más vulnerables a sufrir golpes de calor y traumatismos.

Además, pidió a las personas a estar alertas e identificar las tiendas de campaña y al personal de las brigadas de salud que estarán en cada lugar donde estará el papa Francisco.