[Opinión] Richard Arce: El dúo dinámico de Pedro Castillo.
[Opinión] Richard Arce: El dúo dinámico de Pedro Castillo.

Los audios que vienen publicándose en un medio televisivo entre Zamir Villaverde y Bruno Pacheco, son reveladores desde todo punto de vista y evidentemente incriminan a dos delincuentes –no tengo otro calificativo– por el contenido de las informaciones y sobre todo por los antecedentes de estos personajes.

Ahora, esta información es valiosa para que se desarrolle la investigación fiscal y pueda incriminar en varios delitos a dos sujetos que, por el lenguaje y los términos de la comunicación, más parecen vulgares delincuentes que se reparten el Estado como si fuera un botín, mucho antes de la toma de mando de este gobierno.

No fue casualidad que le hayan encontrado los US$20 mil a Pacheco después de ver cómo traficaban cargos en el gobierno, lo cual desnuda las intenciones sibilinas para cometer actos de corrupción aprovechando la patente de corso que les ha dado Castillo.

Y aquí es donde tenemos que detenernos sobre este escándalo de corrupción. Porque hay un actor tras bambalinas, el presidente. Es ineludible su responsabilidad aunque alegue la presunción de la inocencia, porque este “dúo dinámico” se empoderó cuando Pedro Castillo les entrega prácticamente estas instituciones para que cometan todas estas fechorías que están evidenciándose con estos audios de la vergüenza.

En este momento Pedro Castillo, por su investidura, está exento de la investigación fiscal y además cuenta con un argumento –rebatible–, que para su suerte lamentablemente le beneficia, es el hecho que estos audios y declaraciones son de un prontuariado que está en cárcel y que busca impunidad, por tanto, la credibilidad es limitada.

Finalmente, lo bueno de esta historia es que la suerte está echada para Castillo, porque es inevitable la caída de su gobierno con todos estos destapes. Todo es cuestión de tiempo para que se siga cerrando el círculo de corrupción en torno a él.

Una conclusión: todos estos escándalos de corrupción con ribetes de mafia muestran que traicionó a los millones de peruanos que creyeron en su discurso reivindicativo. Todo fue una farsa.