notitle
notitle

Ariel Segal, Opina.21 Arielsegal@hotmail.com

La organización terroristas islámica Al Qaeda es retrógrada en cuanto a su doctrina de restaurar un imperio musulmán fundamentado en un sistema religioso-tiránico similar al de aquellos que se sucedieron tras la muerte de Mahoma.

Sin embargo, es muy moderna en lo que se refiere al uso de la tecnología (armas, computadoras), la preparación de profesionales para obtener poder y dinero (funcionarios en la banca, en bolsas de valores, en narcotráfico, etc), e ingenieros especializados en construcción de bombas y otros asuntos que requieren un alto grado de sofisticación propia del siglo 20. Por lo cual me pregunto ¿por qué no ha de tener una revista de propagación internacional "a lo Time Magazine"?

La filial más poderosa de Al Qaeda –que domina buena parte del Yemen, en la Península Arábiga (AQAP)– publicó recientemente la décima edición de una revista llamada Inspire para consumo de sus seguidores de habla inglesa en todo el mundo. Esta publicación contiene artículos de carácter religioso e ideológico, pero también otorga información práctica con modelos para armar explosivos en caso de que amateurs simpatizantes de la Yihad (guerra santa) decidan ejecutar atentados contra objetivos occidentales.

En los últimos años se han incrementado los intentos de asesinatos masivos por parte de lectores que elaboran bombas de fabricación casera armadas según las instrucciones de Inspire o páginas de Internet de grupos islamistas radicales, y que en su mayoría, justamente por falta de "profesionalismo" y una red cercana de dirigentes terroristas, han fracasado, como el intento de un joven nacido en Bangladesh, de hacer estallar el edificio del Banco de Reserva Federal de la Nueva York en octubre de 2012, entre más de una veintena de intentos fallidos de personas, cuyo común denominador, es que confesaron haberse inspirado e instruido con la revista de AQAP.

¿Serán los hermanos Tamerlan y Dzhokhar Tsarnaev, responsables del atentado en el maratón Boston, parte de esta camada de 'yihadistas de Internet y revistas', o parte de una filial islamista en Estado Unidos?