Ha vuelto a ser refugio
Ha vuelto a ser refugio

Hay elementos externos e internos que explican el alza. Primero está la difícil situación que atraviesan los países desarrollados. España, Italia y Francia están en recesión. Se proyecta que China, el motor mundial, crecerá menos de lo esperado. Estados Unidos está creciendo a un ritmo muy lento, y hay dudas sobre si su avance es sostenible. Esto aumenta la incertidumbre en los agentes económicos que, ante el panorama complicado, compran dólares para refugiarse en esta moneda. En nuestro caso, han jugado en contra las menores exportaciones y, por supuesto, la menor inversión privada por el deterioro de la confianza empresarial.