(Foto: Grupo El Comercio)
(Foto: Grupo El Comercio)

¡Oye, Vizcarra, ya pues! Estuvo bueno que no valgas nada dentro de tu mediocridad apabullante, aun así hayas sido adulado tanto por corifeos, sicofantes y huaripoleras. Estuvo bueno que los Mohmes, Chinchas, RMPs, ARRs, Mávilas y otros coleguitas te hayan puesto por los cielos y hayan creado una narrativa mediática tal que el “electarado” crea que un mentiroso inepto fue un estadista. Estuvo bueno que te hayan hecho “entrevistas” que fueron una aberración. Estuvo bueno que la caviarada haya pasado todos tus defectos porque le serviste para demoler al fujimorismo. Pero ya que vengas ahora a decirnos que el Perú no ha comprado las vacunas contra el COVID “porque te vacaron” es demasiada inmundicia; salvo el abogado Cairo, el resto no puede tener tanto impudor para aceptarte esa excusa.

Destruiste la institucionalidad. Arruinaste la economía. Fuiste el mejor aliado de la letalidad del COVID. Te aliaste con ese Salaverry, ese ser repelente que antes te atacaba tanto. Y resulta ahora que no compraste suficientes vacunas y culpas cobardemente a otros. Seguramente existirán muchos deficitarios que aún te apoyan y voten por ti. No me extraña: este “país” tiene esos congresos, esos presidentes y esos candidatos que se merece. Pero ni a ti te merece. Eres demasiado poca cosa, aun para este “electarado” o los sobones mediáticos.

PD.: Nonagenario, acaba de morir Benjamín Samanez Concha, ese servidor civil de la dictadura militar que colaboró decisivamente en ese robo velasquista de millones de propiedades rurales llamado reforma agraria. Este nunca fue procesado por colaborar con una tiranía para ese expolio ni nadie le ajustó cuentas. Ojalá que no descanse en paz, que muchas lágrimas se derramaron por su culpa y yo he escuchado de niño como le maldecían hasta el desmayo. Tiene que haber algún castigo para tipos así después de esta vida, si hay algo después.