Villarán logró retener la Alcaldía de Lima, pero no pudo endosarles sus votos a los regidores de Fuerza Social. (R. Cornejo)
Villarán logró retener la Alcaldía de Lima, pero no pudo endosarles sus votos a los regidores de Fuerza Social. (R. Cornejo)

Lima tomó su decisión y fue la de atender el pedido de la alcaldesa capitalina, Susana Villarán, para que se le dé una segunda oportunidad con el objetivo de corregir sus errores. Al cierre de esta edición, las proyecciones del conteo rápido de las encuestadoras registraban una tendencia favorable al No, pero por un margen bastante estrecho sobre el Sí.

Una situación que reeditaría –aunque con más holgura– lo sucedido en el proceso de 2011, cuando la lideresa de Fuerza Social se impuso sobre su entonces contendora Lourdes Flores Nano por poco más de 50 mil votos.

Pese a que la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) informó que recién hoy dará a conocer los resultados preliminares de la consulta debido a la complejidad del proceso, las proyecciones a boca de urna de las encuestadoras Datum, CPI e Ipsos Perú señalaron, apenas concluido el horario de votación, que la opción del No se impondría sobre el Sí por no menos de 5 puntos.

Datum Internacional, por ejemplo, le dio 46.8% al Sí frente a un 53.2% que registraba el No. Para Ipsos, la diferencia era de 52.6% frente a 47.4%, mientras que CPI arrojó 54% frente a 46%. En ambos casos se imponía el No.

Esta situación, como era previsible, fue celebrada por Villarán y sus seguidores que se congregaron en las afueras del hotel Bolívar, donde ella esperó los resultados de la consulta. Allí, el teniente alcalde, Eduardo Zegarra, destacó que la tendencia era lo "suficientemente grande" para hablar de "resultados bastante claros" en favor de Villarán, quien con menos triunfalismo –en conferencia de prensa primero y en varios balconazos después– reiteró su compromiso de formar un gobierno de ancha base y ensayó un discurso conciliador tendiendo puentes a sus detractores. Su discurso, sin embargo, se vio empañado por su anuncio de que se iría de vacaciones. El comentario le valió una avalancha de críticas en las redes sociales, a tal punto que se vio obligada a retractarse públicamente.

ESTRECHO MARGENEl panorama electoral, no obstante, se modificó en la noche cuando Datum reveló sus proyecciones de conteo rápido sobre actas escrutadas al 100%, según las cuales el No registraba un 51.1% de votos, mientras que el Sí arrojaba 48.9%. De esta forma se confirmaba la permanencia de Villarán en el cargo, pero esta vez por un margen muy ajustado.

No ocurriría lo mismo con los concejales. De un total de 39, por lo menos 19 de Fuerza Social serían revocados, lo que implicaría un duro revés para la alcaldesa. A ellos se sumaría Luis Castañeda Pardo, de Solidaridad Nacional, a quien, al parecer, los electores decidieron cobrarle la factura por el papel de su padre, Luis Castañeda Lossio, en la revocación.

VOTOS PRESTADOSA diferencia de lo ocurrido hace más de dos años, Villarán logró, en esta ocasión, captar los votos de distritos originalmente adversos a su propuesta política. Eso ocurrió, por ejemplo, en Miraflores, San Isidro, Surco y San Miguel, donde se impuso el No gracias a su ocasional alianza en contra de la revocatoria con el Partido Popular Cristiano. Lo mismo ocurrió en Villa María del Triunfo, cuyo municipio es manejado por Perú Posible.

La situación, no obstante, fue muy distinta en otras jurisdicciones como La Victoria, donde el violento desalojo de ambulantes de La Parada, que dejó un saldo de cuatro muertos, habría influido en favor del Sí, que arrasó con un 60.6% sobre el No, que obtuvo 39.4%. En San Juan de Lurigancho, el distrito más poblado de la capital, en tanto, se registraría un empate entre las dos posturas a pesar de que las cifras iniciales evidenciaban la imposición del Sí sobre el No, lo que fue atribuido al deslucido comentario de Villarán con el que encasilló a las mujeres de esa comuna en el rol de lavanderas.

REVIERTE TENDENCIAHasta hace apenas una semana, la corriente predominante en este proceso de revocatoria era favorable al Sí con un 49%, en tanto que el No captaba el 40% de los votos.

¿Qué pasó en los últimos días? El legislador aprista Mauricio Mulder declaró a Perú21 que la tendencia se revirtió debido al millonario despliegue propagandístico en respaldo a Villarán, pero también a los errores cometidos por el Sí, como la inasistencia de sus representantes a la exposición de motivos organizada por el Jurado Nacional de Elecciones y las desafortunadas expresiones de Marco Tulio Gutiérrez sobre las mujeres.

"Se presentó la consulta como una elección entre Villarán y Gutiérrez, distorsionándose el objetivo real del proceso. A eso hay que agregarle el derroche de dinero en la campaña durante la última semana, que es un tema que la alcaldesa tendrá que explicar. Además, fue un grave error que Luis Castañeda no participara. No se puede ganar una campaña si no se habla", subrayó el parlamentario.