No habla sobre planilla dorada. (Mario Zapata)
No habla sobre planilla dorada. (Mario Zapata)

La alcaldesa de Lima, Susana Villarán, ha preferido guardar silencio sobre la grave denuncia hecha por el regidor Jaime Salinas, quien señaló que la comuna metropolitana gasta más de 8 millones de soles al año en 65 asesores que forman parte de su entorno más cercano.

Ayer se esperaba que la burgomaestre se pronunciara luego de participar de una actividad en el Hospital de la Solidaridad de San Juan de Lurigancho. Sin embargo, al concluir el acto, Villarán salió raudamente sin decir una palabra, a pesar de que ella había convocado a la prensa.

Este no es el único cuestionamiento que se le hace a su gestión. También se le ha criticado el retraso en las obras de la Costa Verde, el aumento del costo de los peajes, la millonaria deuda con los operadores del Metropolitano y el proceso que tiene con Lidercon Perú.