Vicente Manzano es activista de los movimientos Levantemos el Puerto y Podemos. (USI)
Vicente Manzano es activista de los movimientos Levantemos el Puerto y Podemos. (USI)

Podemos es el protagonista del presente político en España. Y Vicente Manzano Arrondo, activista de los movimientos Levantemos el Puerto y Podemos, llegó a Lima para dar una serie de charlas sobre este momento. En Latinoamérica, la izquierda lidera la mayoría de gobiernos, con buenas y malas experiencias, y en el Perú hemos pasado de tener un candidato casi chavista a un mandatario casi de derecha. Preocupados por la esquizofrenia política, le lanzamos la primera pregunta.

¿Cómo se podría echar a perder una movilización ciudadana que se convierte en fuerza política?Cuando la gente presta más atención al procedimiento, a la estructura interna que al objetivo. Un partido político se transforma en uno con sordera cuando su gente está más ocupada del propio partido que por aquello por lo que fueron elegidos sus representantes. En cuanto ocurre eso, el partido ha violado las causas que generaron su creación.

¿El poder en sí mismo no echa a perder esa movilización?Es verdad que hay una frase que dice que el poder corrompe, pero yo no creo que el poder corrompa. Lo que corrompe es la forma en que algunas personas están ocupando temporalmente algunos cargos.

Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos, cuando renunció, dijo que los vicios de la contienda electoral "a veces hacen que nos parezcamos a lo que queremos sustituir". ¿Eso no muestra cierta decepción?En España tenemos un dicho: dos españoles, tres opiniones. Y expresa muy bien el hecho que cuando tú reúnes a un grupo de personas que tiene visiones diversas, tienes un reto, que converjan las visiones y que, por lo menos, coexistan y se alimenten y nazca algo mejor. Cuando el grupo es muy numeroso, que es lo que ocurre con Podemos, que crece con rapidez, aumentan las probabilidades de divergencias. Es muy normal. Lo que dijo Monedero en ese momento hay que interpretarlo en quién es y qué función cumple. Me siento identificado con lo que dice. Él es un creativo, que está en el momento del inicio para impulsar un proyecto. Cuando el proyecto ya entra en otra fase, que es la estructuración, es menos pasional. Entonces, pierde aliciente… (Pero) me haces preguntas bien negativas, como problemas, divergencia interna… Creo que lo más interesante y característico de Podemos es la parte positiva. Lo que más ilusiona y entusiasma del movimiento es esa parte de construcción, de pensar en el resto, de abordar problemas que hasta la fecha no se abordaban.

Es que en Latinoamérica vivimos procesos que empezaron con ilusión, pero que han tomado diversos rumbos, algunos negativos. Entonces, aparece Podemos y surgen cuestionamientos e interrogantes. Precisamente, se dice que Podemos ha tenido vínculos con el chavismo.No tiene vínculos con nadie, digamos, estructuralmente. Quizá pueda tener más relación con Syriza, en el sentido de que hay una intención manifiesta de ver cómo va su evolución en Grecia. Sí es verdad que hay gente dentro de Podemos que ha estado estrechamente vinculada con algunos de esos movimientos en Latinoamérica, que entre sí son diferentes, y Podemos es uno también diferente, porque nace de un proceso disímil, del movimiento 15-M, que es el que crea ese cultivo para que una parte de la gente que ha participado de eso diga 'vamos a trabajar en otro frente', el de las elecciones democráticas.

¿Y usted qué opina del proceso venezolano?No soy un experto en el tema y cualquier cosa que diga no se puede considerar una voz de experto. Venezuela, como pasa en otros lugares, está llena de contradicciones. Hay aspectos positivos en que dices 'qué bien', y otros aspectos en que dices 'por qué hicieron esto, se pudieron haberse ahorrado meter la pata de esta manera'. Y se pueden señalar varios aspectos en ambas direcciones. Veo una prensa incondicionalmente a favor, que solo ve el aspecto positivo y hay una prensa incondicionalmente en contra, que lamentablemente es más abundante, que solo ve los aspectos negativos. Y yo creo que ninguna de las dos miente, solo que no lo dice todo.

También se ha denunciado un supuesto financiamiento de Venezuela a Podemos.Eso no es cierto, qué va… Podemos tiene un criterio interno de peso fundamental y es que necesita muy poco dinero, el que se maneja es 100% transparente, está en la página web (www.podemos.info). Cualquier persona puede entrar y ver las cuentas. Es una mentira malintencionada.

En el caso de Grecia, ¿Tsipras llegará a un acuerdo con sus acreedores o se aislará de Europa?Eso no se sabe. Grecia es muy pequeñita en términos de tamaño, de habitantes y económicos. Tiene poco peso en Europa y, por lo tanto, no tiene capacidad negociadora. Estamos hablando de una parte de Europa especialmente desesperada, apaleada, de millones de personas pasándola muy mal, y un Gobierno que tiene que lidiar con eso y tomar medidas ingeniosas para tener capacidad de negociación. De entrada si hubiera que hacer una apuesta, esta sería que Grecia no puede conseguir nada porque no es nada con la capacidad que tiene Alemania. Entonces, todo lo que haga que aumente su capacidad de negociar realmente es positivo. Lo que está ocurriendo con el gobierno en Grecia son intentos para poder ser un interlocutor válido y, por lo tanto, arrastrar decisiones europeas que vayan en beneficio de su población. Podremos estar de acuerdo o en desacuerdo, pero la intención es esa.

¿A España le espera lo mismo con Podemos?No, porque España no es Grecia a muchos niveles, y Podemos tampoco es Syriza. Lo que sí hay son puntos en común. Están coexistiendo muchos modelos económicos y los que defiende sus modelos consideran que el suyo es el bueno, y hay fundamentos teóricos y prácticos que los avalan a todos, pero es verdad que hay modelos que están centrados en gestión económica, y otros que piensan en la gente de abajo. No es lo mismo decir: las personas deben tener dinero en el bolsillo para que a través del consumo muevan la economía, que decir lo que hace falta es reducir el gasto público para promover inversión. Entre otras coincidencias, veo que Podemos y Syriza tienen esa inquietud de pensar en modelos centrados en que la gente que está peor esté mejor.

¿Qué es la izquierda hoy?Lo mismo que hace tiempo. La izquierda y la derecha son una colección de ideologías contradictorias. En ambos lados tienen movimientos muy jerárquicos y otros más liberadores. En ambos lados tienes mantenimiento de estructuras y liderazgo, en ambos lados tienes muchas similitudes. El movimiento 15-M ha conseguido que personas de derecha e izquierda se vean identificadas con ese movimiento, y de ahí nace Podemos.

¿Dónde se ubica Podemos?Es como si te dicen: prefieres sierra o costa. A lo mejor me quedo con la sierra, pero la costa me encanta. Podemos se ubica imperfectamente en la izquierda y mejor que imperfectamente en la derecha.

La dicotomía izquierda-derecha sigue siendo remarcada.La prensa y los gobernantes tienen un papel muy importante: aumentar las diferencias o irse a la raíz de las cosas. Esta raíz nos suele unir, aunque no totalmente, pero nos parecemos más en la raíz que en las apariencias. Imagínate que yo leo esta entrevista que me haces y digo es que la entrevista ha centrado todo en que Podemos es negativo. Yo pensaría mal de ti y pensaría mal de Perú21 y me frustraría y me indignaría… Es como si hicieras un trabajo malintencionado de decir 'vamos a causar diferencias…'.

Más bien, aclarar las dudas.En efecto, y que la gente sepa no lo que ocurre, porque siempre hay un sesgo, porque la mirada no es inocente.

De ambos lados.De los 158 lados.

¿Qué haría Podemos con la monarquía?No es un tema prioritario, pero es un tema caliente. El problema grave que tiene España no es si es una monarquía o una república. Pero si el tema se plantea, el estilo Podemos es de abrir un proceso de reflexión donde se escuchen todas las voces, incluida la defensa de la monarquía, y, habiéndose garantizado un proceso de reflexión, realizar una consulta.

¿Y cómo afrontarían movimientos independentistas como el de Cataluña?Parecido, pero más complejo, porque hay muchas sensibilidades. Ha habido un tratamiento histórico muy negativo, muy politizado, donde tanto los dirigentes de Cataluña y de Centro España han intentado exacerbar los ánimos y han causado rechazo de Cataluña de mucha gente y rechazo del Estado Español. Es una situación que se pudo haber evitado. Ahora mismo el tema está sucio. Entonces, lo primero es limpiar el tema y después pensar en un proceso de muy largo plazo. Decir que vamos a hacer una consulta ahora es muy ingenuo, no sería honrado ni honesto. Hay que hacer las cosas bien y pensar estratégicamente, a largo plazo.

FICHA

  • Trabaja en la Universidad de Sevilla. Es profesor de Psicología, licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación, diplomado en Estudios Avanzados, Economía Regional y doctor en Psicopedagogía.
  • Fundador de organizaciones que buscan un cambio en las universidades para orientar su labor a la solución de problemas sociales. Recibió la distinción Mejor Profesor de España.
  • Es miembro de la plataforma ciudadana Levantemos El Puerto, en Cádiz, España. En su pronunciamiento en Internet, el grupo afirma: "Sabemos que si no hacemos política, los poderosos la harán por nosotros".

Por: Mijail Palacios (mpalacios@peru21.com)

TAGS RELACIONADOS