notitle
notitle

Fritz Du Bois,La opinión del directordirector@peru21.com

Con ello intentaría retomar la iniciativa en ese confuso caso y evitar, de esa manera, que su futuro político sea enterrado.

Así tenemos que el monto original que se estaba investigando se ha multiplicado cinco veces, por lo que le será cada vez más difícil el tratar de explicarlo, mientras que cada nueva evidencia lo está complicando. Se ha conocido que él habría estado directamente involucrado en la compra tanto de la mansión como de la lujosa oficina, al punto que los participantes en la operación nunca conocieron a su suegra . Mas aún, recién se dieron con la sorpresa de que ella era la propietaria cuando vieron su nombre en la minuta frente al notario. En ambas operaciones, los agentes inmobiliarios tenían la clara impresión de que era Toledo el que estaba comprando.

Por otro lado, es oscura la empresa en Costa Rica donde se estacionaron 17 millones de dólares por algunos años y en cuya creación, así como en subsecuentes acciones, participó activamente el encargado de la seguridad del líder 'chakano'. La verdad es que no es fácil entender cuál era el objetivo de una compañía que se mantiene largo tiempo pasiva –como si fuera una caja fuerte– para, de pronto, explosionar en actividad comprando en un breve periodo dos propiedades al doble del precio del inicialmente solicitado. Sin duda, todo el episodio es sumamente extraño, y esperamos, con sumo interés, las explicaciones del exmandatario.

Al mismo tiempo que el viaje de retorno de Toledo parece estar terminando, el partido de gobierno está embarcado en un viaje pensando en retornar para el bicentenario.

En realidad, fueron bien reveladoras las declaraciones del expresidente del Congreso ya que nos dio a conocer que estaban tirando la toalla para los próximos cinco años. Ello al indicar que la única que podría ganar sería la primera dama, que en 2016 no podría participar, salvo que, con una interpretación constitucional, lleven a cabo un virtual golpe de Estado.

En todo caso, están apuntando al 2021 como eventual fecha de retorno, y también parecen conscientes de que es poco probable que se repitan las circunstancias tan inusuales que llevaron a Humala al poder. Por lo que ya no lo están considerando y están pensando en su esposa, quien sería una mejor opción frente al electorado. Lo que no quedó claro de lo que dijo Abugattás es qué harían en el 2016. Siguiendo la lógica del comentario, solo les quedaría pedirle a Nadine que encabece la lista de candidatos al Congreso para tratar de evitar que su partido desaparezca al no lograr un número mínimo de parlamentarios.

Al final, la alianza oficialista se está embarcando simultáneamente en viajes: uno de retorno, que se ha demorado demasiado, y otro planificado con una anticipación de largo plazo que refleja el poco optimismo que tienen de lo que pueden lograr en lo que resta de su mandato.