Un sector de la oposición y Cecilia Tait abandonaron el hemiciclo en rechazo al ‘cuoteo’ político. (Rafael Cornejo)
Un sector de la oposición y Cecilia Tait abandonaron el hemiciclo en rechazo al ‘cuoteo’ político. (Rafael Cornejo)

Contra viento y marea, el contubernio y la 'repartija' se impusieron en el Parlamento. No se tomaron en cuenta las graves denuncias y los sustentados cuestionamientos a algunos de los candidatos. Menos aún los audios –difundidos por *Perú21*– que confirman el negociado bajo la mesa para la distribución de cupos. Al final, Gana Perú, Fuerza Popular, Perú Posible y Alianza Por el Gran Cambio hicieron prevalecer su superioridad numérica y se distribuyeron las 10 plazas vacantes para la Defensoría del Pueblo, el Tribunal Constitucional (TC) y el Banco Central de Reserva (BCR).

CIERRAN FILASNo obstante los pedidos de un sector de la oposición para que se postergara la votación o, en su defecto, para que esta se realizara en forma individual –es decir, candidato por candidato–, el oficialismo y sus ocasionales aliados cerraron filas en defensa de la votación en bloque con la finalidad de garantizar el cumplimiento del acuerdo y la elección de todos los postulantes sin excepción.

La estrategia, sin embargo, no funcionó. La primera en expresar su fastidio por este 'cuoteo' fue la peruposibilista Cecilia Tait, quien censuró severamente el comportamiento de su bloque. "(…) Todo el mundo tiene miedo, quiere volver a ser elegido. El pueblo es el que decide, el pueblo nos ha puesto acá, respetémoslo por única vez", espetó no sin antes anunciar su retiro del hemiciclo y desafiar a su bancada a que la botara por este "acto de indisciplina".

Pero no fue la única. Con ella se fueron los representantes de Concertación Parlamentaria, Solidaridad Nacional y AP-Frente Amplio, quienes dejaron así constancia de su disconformidad con la candidatura de personajes cuestionables como Pilar Freitas, Cayo Galindo, Víctor Mayorga y Rolando Sousa.

JUEGO SUCIOEn el oficialismo, los ánimos también estuvieron caldeados. Pese a la férrea defensa de la nómina de aspirantes por parte de su bancada, la nacionalista Esther Saavedra censuró el manejo del proceso eleccionario, encabezado por Víctor Isla. Por esa razón, se abstuvo de votar en el caso del TC y del BCR, y se pronunció en contra respecto a la consulta sobre Pilar Freitas.

Pero quien generó no solo el desconcierto de sus copartidarios, sino también la protesta airada de sus eventuales aliados de Alianza Por el Gran Cambio fue la ministra de la Mujer, Ana Jara, quien optó por la abstención en la votación para el cargo de defensora del Pueblo. Inmediatamente, y a voz en cuello, Alberto Beingolea le reclamó a Gana Perú el respeto de los acuerdos e, inclusive, advirtió en este gesto una supuesta "trampita" por parte del Gobierno.

La situación, entonces, se descontroló. Mientras, por un lado, Marisol Pérez Tello y Luz Salgado, entre otros, le reclamaban a la vocera oficialista Ana Solórzano por la actitud de Jara, en PP el portavoz José León era recriminado por sus colegas por no haber retirado la postulación de Freitas y poner en riesgo el cupo de Perú Posible en la Defensoría.

En ese contexto, Ana Jara se retractó, y Beingolea planteó la reconsideración de la votación en un tardío intento de dar marcha atrás en la elección de Freitas. "A pesar de no estar de acuerdo (con Freitas), honramos nuestra palabra. Ustedes (Perú Posible) debieron retirar esa postulación, y no tuvieron los pantalones para hacerlo. No puede venir la ministra a lavarse las manos. Ellos abrieron la caja de Pandora", fustigó. Su pedido no alcanzó los votos requeridos. Más tarde, lejos de asumir su responsabilidad, culpó de este revés a los congresistas que abandonaron el hemiciclo.

Por la noche, cinco legisladores de Alianza Por el Gran Cambio enviaron una carta a la Mesa Directiva para retirar sus votos de apoyo a la candidatura de Freitas, con lo cual, de prosperar, quedaría fuera.

PROTESTASConsumada la elección de los magistrados del Tribunal Constitucional, de los miembros del BCR y de la defensora del Pueblo, las protestas no se hicieron esperar.

Inmediatamente, a través de las redes sociales y bajo la denominación 'Día de la Vergüenza Nacional', se convocó para las 5 de la tarde a una movilización. El punto de concentración fue la Plaza San Martín.

Los manifestantes, sin embargo, fueron dispersados con gases lacrimógenos.

LOS ELEGIDOS

- Con 95 votos a favor y las abstenciones de las nacionalistas Esther Saavedra y Claudia Coari, el Pleno eligió como miembros del TC a Ernesto Blume, Francisco Eguiguren, Cayo Galindo, Víctor Mayorga, José Luis Sardón y Rolando Sousa.

- Pilar Freitas fue elegida defensora del Pueblo con 91 votos. Se abstuvieron Ana Jara, Lourdes Alcorta, Omar Chehade, Natalie Condori y Humberto Lay. En contra votó Esther Saavedra.

- Para el BCR fueron elegidos Francisco González, Drago Kisic y Gustavo Yamada con 93 votos.