PLACER Y GUSTO. Peruanos están dispuestos a pagar más por un vehículo que le brinde mayores comodidades. (Luis Gonzáles)
PLACER Y GUSTO. Peruanos están dispuestos a pagar más por un vehículo que le brinde mayores comodidades. (Luis Gonzáles)

Fabiana Sánchezfsanchez@peru21.com

Motores encendidos. La venta de vehículos nuevos en el Perú ha pisado el acelerador en la última década. Solamente el año pasado, la comercialización aumentó en 27.9% y superó las 190 mil unidades, informó la Asociación de Representantes Automotrices del Perú (Araper).

Este resultado es 15 veces más alto que el registrado hace 10 años (2002), cuando se colocaron 12,061 autos en el mercado.

¿Qué ha sucedido? El director de Araper, Iván Besich, indicó que el principal factor es el dinamismo de la economía peruana, lo que genera que las personas tengan mayor poder adquisitivo para gastar y cubrir sus necesidades.

Precisó que ya no solo son las personas de los segmentos A y B los que tienen la capacidad de comprar un carro. Aquí juega un papel importante el crecimiento de la clase media.

"Hoy la gente de los segmentos C y algunos del D han logrado satisfacer sus necesidades básicas como la alimentación y la vivienda. Por ello, ahora adquieren carros, algunos para uso personal y otros para negocio", indicó.

Otro motivo por el cual el sector mantiene una tendencia al alza es el tema de precios, ya que, según Besich, un automóvil nuevo puede costar casi lo mismo que uno de segundo uso.

"El Perú es más abierto a las inversiones extranjeras y ha logrado abrir mercados gracias a los acuerdos comerciales, eso ha influenciado en el factor de los costos", indicó.

PERSPECTIVASEl mercado no se detendrá, motivo por el cual Besich estimó que en 2023 se comercializarán al menos 500 mil autos nuevos en todo el país.

"Hay que considerar que en esta última década se ha crecido por encima de 20%, pero en los próximos años el aumento será, en promedio, de 12% porque ya habrá una estabilidad del sector", aseguró.

Explicó que esta desaceleración no es preocupante y que, por el contrario, es lo que esperan todos los analistas.

El representante del gremio empresarial señaló que una de las razones fundamentales por las que avanza el mercado es la mayor participación de las personas que viven en el interior del país.

En ese sentido, recordó que en 2002 las provincias solo representaban el 7.8% de la comercialización total de autos nuevos, pero el año pasado ese porcentaje se elevó hasta un 28.5%.

"Sé que en un largo plazo las regiones del país contarán con una participación de 50%, porque se observa que hay más proyectos que requerirán de vehículos pesados", precisó.

Del mismo modo, aseguró que esta tendencia ha generado que las principales concesionarias inviertan en abrir nuevas sedes tanto en Lima como en las principales ciudades del Perú, "de manera que la gente no necesita venir hasta la capital para comprar".

PASO A PASOEl presidente de la Asociación Automotriz del Perú (AAP), Edwin Derteano, refirió que Perú aún está lejos de obtener los resultados de países como Argentina y Chile que, en conjunto, comercializaron más de un millón de autos el año pasado.

"Nuestro país prácticamente recién ha empezado a desarrollar su mercado automotor, pero esto le da una ventaja para seguir creciendo. Los expertos siempre dicen que somos uno de los más atractivos, por eso vemos más marcas ingresando", aseveró.

Aseguró que un punto a favor es que en el Perú existe la prohibición de vehículos con timón cambiado y aseguró que esto permitirá la reducción de la informalidad.

"De a pocos, las personas se han dado cuenta que no vale la pena comprar esos carros, no porque solo duran menos, sino porque, además, son más inseguros", indicó.

PREFERENCIAS¿Quiénes son los que más compran autos? Según Iván Besich, de Araper, todos los peruanos tienen el sueño de tener un vehículo propio.

No obstante, indicó que hay una mayor participación de jóvenes de entre 23 y 25 años, quienes consiguen su primer empleo y lo primero que quieren es adquirir su 'cuatro ruedas'.

También se observa que el consumidor gasta más en su automóvil.

"Ahora el ticket promedio varía entre US$8 mil y US$15 mil, pero en un corto plazo fluctuará entre US$10 mil y US$17 mil", aseguró.

Señaló que la explicación de esa proyección no es el aumento de los precios, sino el hecho de que cada vez hayan más personas que prefieren un auto que les brinde mayores comodidades y ya no solo uno "que sirva para transportarse rápido de un lado a otro".

MODERNIDADEl representante de Araper informó que la antigüedad del parque automotor peruano se ha reducido en un año comparada con la de 2011.

"En el caso de vehículos ligeros, la antigüedad es de 12.5 años", precisó.

Estos autos, recordó Besich representan el 67.3% de las unidades vendidas.

Sin embargo, indicó que el problema surge con los ómnibus que, en promedio, tienen 18 años de edad.

"Lo que sucede es que no hay una renovación de los vehículos porque la mayoría se usan para trabajo; sin embargo, deberían cambiarlos porque podrían estar exponiendo a muchas personas al peligro", puntualizó el empresario.