notitle
notitle

Lucía de Althaus,Opina.21

Los valores de una sociedad son como sus emociones. Si son saludables y compartidos por todos, nos orientan a comportarnos hacia un bien común.

Conversando con un antropólogo sobre la situación de la pobreza en el Perú, se destacaron algunos valores básicos que necesita nuestra sociedad para sostener el crecimiento económico y que por supuesto se pueden empezar a impartir desde la casa: solidaridad, respeto y confianza.

Solidaridad porque tendemos a pensar en nosotros mismos y en nuestro propio bienestar, sin detenernos a cooperar con el otro. El concepto de comunidad y de trabajo en equipo es poderosísimo para salir adelante. El respeto por otra persona, pero también por los espacios públicos y naturales, entendiéndolos como bienes compartidos (son de todos), genera un ambiente de cuidado y convivencia agradable que se va a querer mantener en el tiempo. Y la confianza, pues si no nos sentimos seguros no nos arriesgamos a invertir y si no creemos que tenemos las mismas oportunidades, sentimos malestar y odio. Así, el componente afectivo y humano del crecimiento económico es vital pues somos las personas y nuestras relaciones las que componemos una sociedad.