Vladimir Cerrón y Pedro Castillo (Facebook)
Vladimir Cerrón y Pedro Castillo (Facebook)

Ayer me puse a leer el ideario de Perú Libre, escrito por su ideólogo Vladimir Cerrón. Me sentí universitario otra vez, pues hacía años desde la PUCP que no leía tanto marxismo trasnochado, mezclado con argumentos baratos de cantina. El documento es una verdadera diarrea mental que no pasaría de provocarme carcajadas por lo tan infantil, pero, lamentablemente, termina preocupándole a uno que estos comunistas trasnochados ganen con estas ideas. De arranque se proclaman “leninistas”, lo cual indica que están de acuerdo con la toma violenta del poder por “la vanguardia” y la consiguiente “dictadura del proletariado” (o sea, la dictadura de Castillo & Cerrón).

Luego viene una serie de disquisiciones económicas y políticas, cada una más disparatada que la otra: las empresas públicas eran valiosas y buenas (¿?), Camisea debería pagar US$23 mil millones de impuestos al año, se robaron US$6 mil millones de las privatizaciones, las empresas extranjeras seguirán viniendo al Perú aun si les pasamos de cobrar 30% a 70% de Impuesto a la Renta, la ley de la oferta y la demanda es mala, hay que nacionalizar y estatizar de todo (minas, refinerías, hidroeléctricas), hay que abolir los tratados de comercio, la prensa deberá estar al servicio del Estado (menciona a Mohme por nombre, así que LR deje de adularle, que igual se los cargan) y las reservas del BCR no deben invertirse en papeles financieros (¿?). También augura un encontronazo frontal con EE.UU., como si la hormiga que somos le interesase al elefante.

Lo único que no me desagradó es que les mete harto palo a los curas, la CIDH y las ONG (por otro lado, me sorprendió tanto entusiasmo por el aborto).

PD.: Ya por cerrar, me chismean que el comunista Castillo vuelve a superar largo a Keiko en la encuesta de Datum que sale hoy. ¡Definitivamente, los peruanos son los latinoamericanos más inteligentes!

TAGS RELACIONADOS