BAJA EL TELÓN. Markarián y Pizarro podrían seguir unidos si finalmente deciden quedarse en la bicolor tras este proceso. (EFE)
BAJA EL TELÓN. Markarián y Pizarro podrían seguir unidos si finalmente deciden quedarse en la bicolor tras este proceso. (EFE)

Es la última función pero no está descartado un reestreno. Esta película podría tener una secuela… aunque usted no lo crea. Y muchos protagonistas que ya se despedían podrían continuar en la siguiente saga de Manuel Burga. Todo eso está en el ambiente y le imprime efecto sonoro al silencioso partido que Perú jugará hoy (9:15 p.m.) ante Bolivia en un Nacional vacío, sin público. Sergio Markarian y Claudio Pizarro, dos que ya parecían iniciar la retirada, parecen arrepentirse. Y eso que nadie se los ha pedido. Ayer no hubo música criolla ni baile en la Videna. Solo una previa bien triste.

"Yo voy a descansar. En principio, la idea es tomarme un par de meses. Me siento un poco acosado porque me piden que resuelva ya (su continuidad), pero necesito descansar. Han sido tres años muy arduos; voy a descansar un par de meses y después miraremos a ver qué hacemos", le dijo Markarián a DirecTV tras la derrota en Buenos Aires.

Si bien su pasaje de retorno a su país está fechado para el 8 de noviembre, trascendió que regresaría en enero para definir su futuro, lo que el uruguayo siempre vislumbró desde la posición de director de selecciones. "Me enloquecía la idea de conducir el trabajo de otros entrenadores. Era lo ideal para mí, para este tiempo de mi vida, pero requería un poder, el poder de clasificar, porque hay que patear muchas puertas. Ahora no tengo ese poder y yo para vegetar y ganarme un sueldo la verdad no estoy", matizó el 'charrúa'.

Otro caso es el Claudio Pizarro. El 'Bombardero' podría seguir jugando hasta el 2015 y dejar de lado su despedida. Justamente, Pizarro comandará hoy el equipo. La novedad será Christian Benavente y la baja de última hora es Paolo Hurtado por lesión.

Mientras la selección cierra la eliminatoria en silencio, Burga también se fue en silencio del 12° Juzgado Penal, adonde acudió ayer para responder en el proceso que se le sigue. Con él no es. Juega con público en contra y siempre gana.