Qué penny. El error del golero impidió que Cristal alcanzara la punta. Es segundo con 38 puntos. (David Vexelman)
Qué penny. El error del golero impidió que Cristal alcanzara la punta. Es segundo con 38 puntos. (David Vexelman)

Para nosotros es un 'blooper'. Para Fox Sports sería un "Para qué te traje", y ESPN lo incluiría en su lista de 'No top ten'. Póngale la denominación que quiera, pero el tremendo error de Diego Penny fue todo menos un homenaje al Día del Maestro. El golero fue responsable directo del 1-1 ante UTC y Cristal perdió dos puntos claves en la pelea por la punta.

Pero hubo historia antes del 'horror' en el estadio Alberto Gallardo. UTC salió a jugar y el partido fue de ida y vuelta los 90 minutos. El trío Neyra-Manco-Vila manejó bien el balón en el medio y un incansable Raúl Alemán hizo el trabajo sucio y aburrió a Renzo Sheput.

El circuito ofensivo de Cristal no fue el mismo sin Irven Ávila, pero José Carlos Fernández remeció el travesaño a los 8' con un espléndido derechazo. Momentos antes, Manco había iniciado su show particular (no lo dijo, pero todos sabemos que estuvo 'dedicado' al presidente celeste Felipe Cantuarias) con un pase de antología que Gianfranco Labarthe no pudo capitalizar ante Diego Penny. En el otro arco, Daniel Ferreyra no tardó en convertirse en figura. Así le sacó una pelota envenenada a Junior Ross (17') y así siguió en la segunda parte, ganando por arriba y por abajo hasta que Sheput se acordó del número de su camiseta y metió un gran pase para el 1-0 de Ross.

Parecía uno de esos mazazos de los que no te recuperas. Sobre todo porque, poco antes, una volada increíble de Penny había evitado el gol de Paulo Joya. UTC acusó el golpe, pero no tiró la toalla. A los 66', Vila se escapó por derecha y buscó un centro a la cabeza de Guazá. El balón no llegó a destino… ¿O sí? Penny fue a buscarla en piloto automático, puso las manos y se le escapó. Gol. Empate. Para no creerlo.

Pudo ser peor si Manco llegaba a coronar una gran jugada sobre la hora. ¿Penny? Se fue llorando mientras unos lo aplaudían y otros recordaban a Erick Delgado. "Pasé de héroe a villano de un momento a otro, pero tengo unos huevos de la patada", diría después el meta. El fútbol da revanchas, claro. Y 'bloopers' también.