HORRENDO. Cadáver fue hallado en un acantilado de San Miguel. (Mario Zapata)
HORRENDO. Cadáver fue hallado en un acantilado de San Miguel. (Mario Zapata)

Macabro hallazgo. El cadáver de un hombre, que tenía la cabeza cubierta con una bolsa plástica y las manos y los pies atados, fue encontrado la tarde de ayer en un acantilado del distrito de San Miguel. Presentaba signos de haber sido torturado, informó la Policía.

El cuerpo fue hallado a las 2 de la tarde por un grupo de recicladores a la altura de la cuadra 25 de la avenida Costanera. Estaba boca abajo y mostraba hematomas en diversas partes.

El hombre tendría 60 años, aproximadamente, y era de tez trigueña. Vestía un polo celeste con rayas negras. Su pantalón se encontraba a la altura de las rodillas, producto del arrastre al que fue sometido, según explicó uno de los peritos de Criminalística de la Dirincri que acudió al lugar. No portaba documento alguno.

Su cabeza estaba cubierta con una bolsa de color amarillo que había sido amarrada al cuello con cinta adhesiva. Las manos y los pies también estaban atados con la misma cinta.

Los detectives de la División de Investigación de Homicidios presumen que se trataría de un ajuste de cuentas.

TENGA EN CUENTA

- Un vigilante de la zona aseguró que el cuerpo fue bajado por dos sujetos de un vehículo negro a la una de la mañana.

- La Policía Nacional contrastará sus huellas dactilares con la base de datos de la Reniec para identificarlo.