PURO TEATRO. Como en su presentación de mayo pasado, volvió a usar el Legislativo como escenario para sus fines. (Martín Pauca)
PURO TEATRO. Como en su presentación de mayo pasado, volvió a usar el Legislativo como escenario para sus fines. (Martín Pauca)

Con dos cartas contradictorias –una enviada al día siguiente de haberse remitido la primera–, el exmandatario Alejandro Toledo Manrique frustró su presentación en la Comisión de Fiscalización del Parlamento, a donde acudió ayer para responder por su presunta participación en las millonarias adquisiciones inmobiliarias de su suegra, Eva Fernenbug.

En la primera misiva, enviada al Legislativo el lunes último, el propio Toledo solicitaba acudir al día siguiente a ese grupo de trabajo. Pero, 24 horas después –es decir, ayer–, la parlamentaria Carmen Omonte remitió un oficio mediante el cual pedía "reprogramar la citación al expresidente" para un "debido proceso".

Ese fue el contexto en el que Toledo llegó al Congreso a las 9 y 30 a.m. Minutos más tarde saludó al presidente del Legislativo, Fredy Otárola. A partir de las 10 a.m., Fiscalización inició su sesión extraordinaria en espera de que Toledo terminara su visita protocolar.

En tanto, Omonte, vicepresidenta de esa comisión, planteó ante sus colegas lo que había pedido por escrito: que se postergara la citación pues "al ser considerado 'investigado' varió su situación jurídica" y, por eso, según su opinión, se debía cumplir con ciertos requisitos para que la sesión se desarrollara bajo las condiciones de un "debido proceso".

Esto originó un intenso debate en ese grupo de trabajo. Por un lado, los defensores de Toledo –los legisladores 'chakanos' y sus aliados de Gana Perú– y, por el otro, los parlamentarios fujimoristas, del Apra y del PPC que lanzaban severos cuestionamientos al exgobernante y su aparente estrategia para evitar responder ante Fiscalización.

"No se puede permitir que se concrete la maniobra política del exmandatario y haga un 'show mediático' en el Congreso. Parece que vino en su 'pinochomóvil'", comentó Héctor Becerril (Fuerza Popular).

A las 10 y 30 a.m., cuando se discutía la manera en que debía realizarse el proceso para interrogar a Toledo, el titular de la Comisión de Fiscalización, Vicente Zeballos, interrumpió el debate y fue a buscar al expresidente para que se presentara en la sesión que se desarrollaba en el hemiciclo Raúl Porras Barrenechea.

SU DEFENSA, EL SILENCIOA las 10 y 38 a.m., Toledo ingresó a ese ambiente en compañía de Zeballos y de los 'chakanos' Omonte, José León y Rennán Espinoza. El intercambio de opiniones entre los congresistas prosiguió, esta vez en torno a si la reunión debería continuar o no en presencia del exgobernante, pues este había llegado sin su abogado.

El parlamentario León consideró que era un "maltrato" al líder peruposibilista hacer que permaneciera sentado sin que dijera palabra alguna.

Luego de unos 20 minutos de discusión, los miembros de ese grupo de trabajo aprobaron que se reprogramara la citación. La sesión terminó sin que Alejandro Toledo hablara ante esa comisión.

Después, ante la prensa, emitió un pronunciamiento en el que no aclaró sus vínculos con la firma costarricense Ecoteva, el pago de las hipotecas de sus dos inmuebles por parte del empresario Josef Maiman y otros señalamientos.

"Vine (a Lima) porque he visto un linchamiento mediático. He venido a decirle al Congreso que le rindo homenaje (…), a la Comisión de Fiscalización, que discrepo con la decisión que tomaron de abrirme investigación, pero la respeto. Pero no me dejaron hablar, ni siquiera saludar a los congresistas. Y no me asilaré en ningún lado. Solo podría hacerlo en Cabana", declaró. Negó que la postergación de su citación sea parte de una maniobra, y aseguró que retornará cada vez que lo convoquen.

En declaraciones a El Comercio, Toledo afirmó que su objetivo no era responder preguntas, sino pedir 20 minutos para saludar a los miembros de Fiscalización y garantizarles que acudiría cuando lo llamen.

TENGA EN CUENTA

- La bancada fujimorista denunció una "maniobra política" de Perú Posible y de Alejandro Toledo para evitar que este responda por el caso Ecoteva.

- El congresista Juan Díaz dijo que es una "trampa" con la que Toledo busca ser considerado un perseguido político.

- El presidente de Fiscalización, Vicente Zeballos, rechazó que haya blindado al exmandatario, quien será nuevamente citado en el mes de octubre.

- El 'chakano' José León confirmó que el exgobernante viajó anoche a Estados Unidos con su esposa.