notitle
notitle

Aldo Mariátegui,Ensayos impopulares– Escucho a Lourdes, y creo que fue mejor que no haya sido alcaldesa de Lima ¡Hubiera sido la misma vaina que la Villarán en palabreo e ineptitud! ¡Son clones!

– Nada menos que Francia está abocada, en estos momentos, a revisar su proceso de regionalización, que les ha salido muy costoso al duplicar funciones. Están por reducirlas en número y recentralizar funciones. Como mal andan las cosas y con la gentita (Santos, Álvarez) que eligen en las nuestras, creo que antes de cinco años o recentralizamos facultades o las eliminamos, como ya ocurrió a comienzos de los 90 con la primera pésima regionalización que instauró García. Toledo es el gran responsable de este fiasco al insertar una reforma tan compleja a la loca, solo porque La República y el Apra (los otros dos grandes culpables) lo acosaban con este tema (luego, el poderoso sentimiento departamentalista sepultó en un referéndum la posibilidad de unir a varias de ellas). Como los piuranos Mohme mandaban en la época de Toledo, este procedió a obedecerles y se llegó al extremo de elegir presidentes regionales sin tener aún legislada la existencia de las regiones… Y el Apra confirmó sus cálculos y fue el gran ganador de las primeras elecciones regionales, con 12 victorias. Pero fueron tan malas sus gestiones que, paradójicamente, este triunfo significó el fin de su presencia en provincias como partido y quedaron a merced del caudillismo de Alan al demostrar que el aparato aprista era un pésimo y corrupto gestor (además que en esa época no había la caja de estos días). Ahora, más bien, vemos a varios apristas, como Johnny Peralta en Piura o Nidia Vílchez en Junín, postular sin el logo del partido. Así acabaron…