notitle
notitle

Aldo Mariátegui,Ensayos impopularesIpsos-Apoyo le da 16% de aprobación a Susana Villarán, muy cerca de su mínimo histórico de 15% (no recuerdo menos). ¡Una candidata a una reelección con esos famélicos números a menos de un mes de los comicios sí que anda en muy serios problemas! Creo que ni ese 'flautista de Hamelin' que es Favre la haría ganar. Más bien, Villarán está jugando la baja, pues Enrique Cornejo ya triplicó su intención de voto y está muy cerca de pelearle el tercer lugar. ¡Y pensar que Mirko Lauer le daba serias posibilidades hace muy poco! Es que los analistas de izquierda andan muy descaminados respecto a las razones de este descalabro: mientras León-Moya y Nelson Manrique lo atribuyen a que se prefirió sacrificar la identidad zurda por hacer el mal negocio de aliarse al toledismo, lo que alienó y pasmó a un electorado activista y militante que se asquea por Ecoteva, Wiener, más bien, sostiene que el camino sí era acercarse a ese centrismo, para así reeditar la supuesta "gran coalición" anticastañedista que la salvó por un pelo en la revocatoria. Lo increíble es que ninguna de las dos posturas quiere aceptar que este anunciado desastre se origina simplemente en que la gestión de la izquierda en la municipalidad limeña ha sido muy deficiente y que –salvo gente muy ideologizada, 'estómagos agradecidos' por chambitas y pitucos rebeldes– la aplastante mayoría de limeños no quiere darle otra oportunidad: el fallido Corredor Azul ha sido el clavo en un ataúd tan perforado por errores. Y en el proceso de revocatoria muchos votaron en contra porque consideraban absurdo y cansador ir a varias elecciones seguidas, no porque estuviesen contentos con Villarán.