notitle
notitle

Aldo Mariátegui,Ensayos impopularesUna política así habría significado la ruina económica de Sudáfrica al perder a su activo humano más cualificado, tal como ha sucedido trágicamente en Zimbawe, Kenia, Angola, Argelia (salvando las distancias, algo así sucedió en Perú con la burocracia colonial española; en cambio, en Chile les conservaron en sus puestos administrativos y tuvieron un Estado funcional desde el saque) y mil ejemplos africanos similares, con la entronización consiguiente de dictaduras corruptas de chauvinistas partidos únicos y tribalistas, como Mugabe y el Zanu, Kaunda y el Unio, Kenyatta y el Kanu, Neto Dos Santos y el MPLA, Ben Bella/Boumedienne y el FLN, etc. Mandela buscó la reconciliación antes que la justicia y no se quedó mirando el espejo retrovisor al hacer política, algo que nuestros rojicaviares de la CVR, que ahora le halagan, no entendieron. Si alguien juntó la Realpolitik con la Moralpolitik fue él. Admirable.