Allemant ya no quiere hablar. (USI)
Allemant ya no quiere hablar. (USI)

Ninguno de los dos citados por la Comisión de Fiscalización del Congreso para que brinden información respecto al caso Toledo-Fernenbug asistieron ayer a la sesión de ese grupo de trabajo parlamentario.

David Eskenazi, apoderado de la suegra del expresidente Alejandro Toledo en las millonarias compras inmobiliarias, adujo razones laborales para no acudir al Legislativo.

Por su parte, Paul Allemant, corredor de inmuebles que implicó a Toledo y a su esposa Eliane Karp en la adquisición de la residencia en Las Casuarinas, envió una carta a Fiscalización en la cual sostiene que desconoce el tema y que ya había declarado ante la fiscalía sobre el caso. Ambos volverán a ser citados para mañana.

Al respecto, el legislador fujimorista Alejandro Aguinaga dijo que Allemant se contradice, pues antes había revelado que fue contactado por Eliane Karp para comprar la mansión de casi 4 millones de dólares y que está a nombre de Eva Fernenbug.