Violencia. Desde los primeros días de diciembre los saqueos se extendieron en Argentina. (AFP)
Violencia. Desde los primeros días de diciembre los saqueos se extendieron en Argentina. (AFP)

BUENOS AIRES (EFE/AP).– Los argentinos se alistan para recibir la Navidad con la mira puesta en el suministro eléctrico, que comenzó a fallar hace una semana, además del temor a que durante las fiestas se produzcan nuevos saqueos en los supermercados.

Las compañías eléctricas Edenor y Edesur, responsables de la distribución energética en Buenos Aires y su área metropolitana, aseguraron que trabajan "24 horas al día" para restablecer el servicio.

"Seguiremos trabajando todos los días, incluidos los de las tradicionales fiestas de fin de año, para reducir las molestias", señaló Edesur.

Precisamente, los habitantes de Buenos Aires realizaron ayer una protesta. Los vecinos del barrio de Villa Devoto se quejaron por las reparaciones que las empresas efectúan en la zona, que –dijeron– ocasionaron cortes en las casas.

Asimismo, ante el temor de que se repitan los violentos saqueos que se extendieron por gran parte del país en los primeros días del mes, el Gobierno ha desplegado un importante dispositivo de seguridad.

El ministro de Seguridad, Sergio Berni, explicó que tienen un plan para evitar un efecto cadena en los saqueos.

Sin embargo, algunos supermercados chinos han decidido cerrar en estos días por temor a los incidentes, indicó Miguel Calvete, director de la federación que los agrupa. Explicó que los comerciantes trabajan con reducción horaria, evitan tener el comercio abierto de noche, no tienen 'sobrestock' y organizan el ingreso restringido de los clientes.

TENGA EN CUENTA

- Gobierno argentino amenazó a Edenor y Edesur con nacionalizarlas.

- Analistas atribuyen los cortes a la falta de inversión de las empresas y la nula planificación estatal.