Es común que los jefes varones –y hasta casados– intenten sobrepasarse con sus empleadas.
Es común que los jefes varones –y hasta casados– intenten sobrepasarse con sus empleadas.

Lo que empezó como un jugueteo de sonrisas y mucha empatía terminó convirtiéndose en un laberinto sin salida para Joaquín. El joven publicista está enamorado. Sin embargo, no está seguro de expresarle su amor a Mónica. El motivo es que ella es su jefa y él teme estropear la excelente relación laboral que mantienen desde hace cinco años.

Al principio, Joaquín solo veía a la gerente de la compañía como una amiga. Así, con el transcurrir de los meses, su amistad se fortaleció y –en base al aprecio mutuo– fue naciendo un cariño verdadero y especial.

"Mis compañeros pensaban que salíamos, que teníamos una relación. Pero no era así. Al principio solo la veía como amiga", recuerda Joaquín al destacar que ella es una excelente jefa.

Sin embargo, el joven terminó enamorándose de aquella mujer siete años mayor que él.

Al darse cuenta de ello, Joaquín se volvió 'adicto' al trabajo. La oficina, donde la veía de lunes a viernes, se convirtió en el escenario cómplice de su amor, que hasta hoy ha preferido mantener en silencio.

"Temo expresar lo que siento porque no quiero arruinar nuestra relación laboral. Además, no estoy seguro de que ella sienta lo mismo", se lamenta.

¿Es bueno ver a una jefa igual que a una chica cualquiera? ¿Si aspiro a ser su pareja, debo renunciar? Esas son las preguntas que se repite una y otra vez el confundido publicista.

Sus amigos lo animan a declararse. Una vez lo intentó, pero al final desistió. "Pienso que quizá esté confundiendo mis sentimientos. Que ella me trata bien porque valora mi trabajo, y hasta ahí nomás", reflexiona.

Ya va cerca de un año que Joaquín descubrió que ama a Mónica. No quiere obsesionarse con ella, pero siente que cada vez la quiere más, y ese es un verdadero problema para él. Incluso ha llegado a celar a su 'amor imposible'. Mónica es divorciada y no tiene hijos. Este aspecto de su vida también genera muchos temores en Joaquín.

SINCERIDADSegún la psicóloga Anabel Meza, es usual que nazca el amor entre compañeros de trabajo debido a la convivencia diaria. Recomienda que, en una situación así, lo mejor es la sinceridad. "Joaquín debe confesar sus sentimientos. Al parecer, lo que más temor le produce es no ser correspondido. Siempre es bueno que una persona luche por lo que realmente quiere", sostiene.

CONSEJOS

- Si uno está decidido a iniciar una relación amorosa en el trabajo, lo mejor es no hacer demostraciones de amor en el ambiente laboral, recomienda Meza.

- Tampoco se debe abusar de la confianza del jefe "pues puede prestarse a malas interpretaciones entre los compañeros".