EL FINAL. Jorge Neyra lograba ganarse la confianza de sus víctimas y de los parientes de estas. (Luis Gonzales)
EL FINAL. Jorge Neyra lograba ganarse la confianza de sus víctimas y de los parientes de estas. (Luis Gonzales)

Un hampón, que asaltó a unas 20 mujeres con el cuento del trabajo seguro, fue detenido por agentes de la comisaría de Miraflores.

Se trata de Jorge Neyra Alcas (41), quien operaba bajo esta modalidad desde el 2010 no solo en la mencionada jurisdicción, sino en otros puntos del sur de la capital.

¿CÓMO OPERABA?Este sujeto lograba ganarse la confianza de hombres y mujeres. Luego, entablaba una conversación sobre trabajo. Durante el diálogo, lograba obtener información sobre los parientes desempleados de dichas personas.

Jorge Neyra les hacía saber a estas que, coincidentemente, conocía a un amigo o familiar que estaba buscando una plaza con el perfil mencionado por su interlocutor. Así obtenía números telefónicos y dirección de las jóvenes aspirantes, a las que citaba –a las 8:00 a.m.– en la puerta de un centro de salud, portando su currículum vitae.

En dicho local, las hacía obtener un certificado. Luego, las llevaba en su auto Honda Accord –de placa C40-373– al Banco de la Nación y, de ahí, al complejo policial de Aramburú. Posteriormente, se ofrecía a llevarlas a su casa para que se cambien y pasen, por la tarde, una entrevista personal.

Es en ese instante que sacaba su arma de fuego, reducía a la pasajera y la despojaba de sus alhajas, celulares, dinero y laptops, entre otros objetos.

Generalmente, este malhechor decía tener oportunidades de empleo para secretarias, contadoras, administradoras e ingenieras, entre otras profesiones.

SU ÚLTIMA VÍCTIMALa última de sus víctimas fue la administradora Elizabeth Katherine Meyer Rivera (27), a quien le aseguró una plaza en un laboratorio.

A ella la citó la semana pasada en la puerta de la clínica Good Hope, en Miraflores. En el trayecto al complejo policial de Aramburú, luego de que pagara en el Banco de La Nación, el sujeto sacó su arma, la encañonó en el abdomen y –bajo amenaza de muerte– le pidió que le entregara su anillo de compromiso. Acto seguido, la obligó a descender del auto, no sin antes dejar su bolso.

Meyey llevaba en su cartera una laptop, un moderno celular, tarjetas de crédito y dinero. Su aro era de oro blanco y estaba valorizado en 9,800 dólares. El monto del asalto asciende a 25 mil soles, precisó una fuente policial.

DENUNCIADOLas fechorías para Neyra Alcas se terminaron la tarde del sábado, al ser capturado en la cuadra 47 de la avenida Perú, en San Martín de Porres, tras un paciente trabajo de inteligencia.

La Policía tiene veinte denuncias contra el sujeto por delito de robo agravado. Las agraviadas han sido citadas por los agentes para que reconozcan al asaltante.

En el registro de su auto y de su casa –ubicada en la avenida Prolongación Perú 420, en el asentamiento humano Bocanegra, Callao– los agentes hallaron las 20 hojas de vida y los DNI de las mujeres embaucadas.

Entre estos papeles se ubicó los documentos de una suboficial PNP en situación de retiro, a la que le ofreció un puesto de seguridad en una empresa de telefonía.

DATOS

- Jorge Eduardo Neyra Alcas tenía un gran directorio, el que había elaborado luego de conversar con los parientes de las víctimas.

- Según la Policía Nacional, este hampón realizaba llamadas desde celulares alquilados en la vía pública, con lo que evitaba que lo rastreen.

- Este sujeto tiene una requisitoria por estafa del Tercer Juzgado Penal, según informaron fuentes cercana a la investigación.