Módulos Temas Día

El tema de hoy: Sumas y restas

“Común es verlo llegar al hemiciclo, marcar asistencia, retirarse discretamente y retornar solo al momento de las votaciones”.

Sumas y restas

El tema de hoy: Sumas y restas (GeraldoCaso/Perú21)

El tema de hoy: Sumas y restas (GeraldoCaso/Perú21)

El tema de hoy: Sumas y restas (GeraldoCaso/Perú21)

El tema de hoy
El tema de hoy

Sus reiterados desafíos a Fuerza Popular terminaron pasándole la factura al congresista Kenji Fujimori: 120 días de suspensión de la bancada que implican, entre otras cosas, perder su derecho a voto en las reuniones del bloque que lidera su hermana mayor, Keiko Fujimori. Una sanción que no haría mucha mella en el díscolo parlamentario si, como aseguran sus colegas, lo habitual en él es precisamente su ausentismo, no solo de las sesiones partidarias internas, sino también de comisiones y Pleno del Congreso. Común es verlo llegar al hemiciclo, marcar asistencia, retirarse discretamente y retornar solo al momento de las votaciones.

Su relación con la prensa, asimismo, es casi inexistente. Solo concede entrevistas a determinados medios y, cuando ofrece declaraciones en los pasillos del Parlamento, lo hace por un tema específico, pero sin responder a las incómodas preguntas de los periodistas. En esas condiciones, el vocero de Fuerza Popular, Daniel Salaverry, lo ha retado a renunciar y formar su propio partido. La interrogante es cuán conveniente sería, para la agrupación y el propio Kenji Fujimori –respaldado por el caudal electoral que en 2016 lo convirtió en el congresista más votado, con más de 326 mil adhesiones–, que coja maletas y ponga tierra –o, mejor dicho, curules– de por medio, dejando lo que él mismo se jacta de haber ayudado a construir.

¿Quién gana y quién pierde con su eventual renuncia? Para Fuerza Popular, sería liberarse de quien se ha convertido en un factor disociador dentro del grupo, pero, al mismo tiempo, una baja importante porque, quieran admitirlo o no, el menor del clan Fujimori es quien jala un buen porcentaje de los votos de quienes añoran a su padre. Para el legislador, en cambio, su alejamiento le daría la independencia que parece reclamar a gritos para seguir en su cruzada de sacar de la cárcel a Alberto Fujimori. Pero también lo dejaría huérfano del cobijo partidario que le permitiría volver a postular en 2021. A estas alturas del cronograma electoral, solo podría hacerlo al amparo de otra agrupación. “El fujimorismo no es Fuerza Popular, el fujimorismo lo hace el pueblo”, ha dicho Kenji Fujimori. ¿Aceptará el reto de Salaverry?

Tags Relacionados:

Kenji Fujimori

Fuerza Popular

Leer comentarios ( )