Módulos Temas Día
en vivo 

El tema de hoy: Colaborador que colabora

“Muchas personas se preguntarán qué pasa si el colaborador no colabora. Es decir, si miente. Para eso la ley es sencilla: no hay acuerdo, no hay beneficio”.

Juez verá este martes exclusión de Jorge Barata. (USI)

Juez verá este martes exclusión de Jorge Barata. (USI)

El tema de hoy: Colaborador que colabora (USI)

Juez verá este martes exclusión de Jorge Barata. (USI)

El tema de hoy
El tema de hoy

Quién mejor que el delincuente “de adentro” para desbaratar una organización criminal. La justicia penal necesita que hablen. Y para hacerlo, fija mecanismos de incentivo, como la colaboración eficaz. Al criminal el sistema le propone que acepte su responsabilidad penal a cambio de recibir beneficios. Desde atenuar la pena hasta eximirla. Siempre con base en la relevancia y calidad de información que dé.

No cualquiera puede ser un colaborador eficaz. Si el fiscal lo califica, lo somete a un proceso especial reservado. Ahí corrobora la información hasta llegar a un acuerdo. Pero para dar el beneficio, debe ser aprobado por un juez al final. Cada cosa que diga el colaborador debe tener un respaldo en las pruebas que presente. Y todo esto lo verifica el Ministerio Público.

Si el colaborador miente, la ley es sencilla: no hay acuerdo, no hay beneficio. En esos casos, es común que el colaborador tenga, además de este proceso especial, otro común por delitos que la Fiscalía le atribuye con base en pruebas que consiguió aparte (lo dicho por un colaborador no puede ser usado en su contra). Si la colaboración no termina en acuerdo, sigue su curso el proceso común.

Ese era el caso de Jorge Barata, sometido a un proceso especial de colaboración eficaz y al proceso común de la Interoceánica. La semana pasada lo excluyeron de este último porque la Fiscalía pidió al juez corregir el “error” que cometieron al abrirle un proceso por los delitos de colusión y tráfico de influencias con base en sus propias declaraciones. La exclusión no es un beneficio penal porque este solo se da al final del proceso de colaboración especial (que aún no acaba). Pero todo daba a entender que fue parte de la negociación con Barata para que este siguiera cantando. Si ese es el camino a seguir, faltaría excluirlo de otro proceso por lavado de activos.

Algunos dirán que la Fiscalía está a los pies de un delincuente que pone condiciones a un precio muy alto. Otros, que todo vale para que caigan los peces gordos. Negociar implica siempre ceder. Como ocurre en Brasil, la eficacia de la colaboración es que quienes cometieron delitos de corrupción terminen tras las rejas. En el Perú, la figura va rindiendo frutos en esa dirección.

Leer comentarios ( )