Las tasas aeroportuarias y el turismo

Alto Tránsito. El terminal recibe 22 millones de pasajeros al año.

Alto Tránsito. El terminal recibe 22 millones de pasajeros al año.

Las tasas aeroportuarias y el turismo. (USI)

Juan Stoessel
Juan Stoessel

Impulsar el turismo exige actuar coordinadamente en distintos frentes. Ya hemos abordado varios: ampliar el Jorge Chávez, mejorar la conectividad entre aeropuerto y zona hotelera, y reorganizar Machu Picchu. Sin embargo, existe un tema del que pocos hablan: las tasas aeroportuarias.

La tasa que manejamos convierte al Jorge Chávez en uno de los aeropuertos más caros del mundo. ¿Suena exagerado? La TUUA en Brasil es US$8.07, en Colombia US$4.89. En Perú es US$11.42. ¿Nos interesa limitar o potenciar el desarrollo del sector?

Evidentemente, la tarifa se calculó bajo criterios técnicos, pero tomemos en cuenta que eso fue pensando en que el concesionario realizaría inversiones que no se dieron, lo que abre la oportunidad para que Ositran revise la tasa.

Coincidentemente, Chile está en pleno proceso de reducir su tasa de embarque, como medida estratégica para fomentar el turismo. De haber tenido una de las más elevadas de la región, van camino a una más competitiva.

En nuestro caso, esto requeriría negociación y consensos. Y de ninguna manera podrían bajarse tasas abruptamente: ello golpearía no solo a LAP, sino también nuestra recaudación fiscal. Es un asunto delicado, pero debe abordarse. Más cuando hay una enorme inversión en curso para ampliar el Jorge Chávez. El esfuerzo solo será rentable si multiplicamos el número de visitantes. ¿Qué tal si la tasa se reduce escalonadamente, según incremente el volumen de turistas? Así LAP se beneficiaría con más pasajeros pagando TUUA y el Estado obtendría más recaudación, con las divisas producidas por un mayor turismo. Sería en el mejor interés del Perú que expertos de LAP y el Gobierno empiecen a buscar cómo viabilizar este win win.

Ir a portada