CON LOS CRESPOS HECHOS. Su designación como defensora del Pueblo se quedaría a mitad de camino. (Luis Gonzales)
CON LOS CRESPOS HECHOS. Su designación como defensora del Pueblo se quedaría a mitad de camino. (Luis Gonzales)

La última palabra no está dicha. Tres días después de que entre gallos y medianoche la comisión evaluadora, presidida por Víctor Isla, diera a conocer los nombres de los candidatos al Banco Central de Reserva (BCR), Tribunal Constitucional (TC) y Defensoría del Pueblo, la designación de Pilar Freitas a esta última entidad no se concretaría.

Además de los serios cuestionamientos a su carrera, ahora se suma el hecho de que cuando en el 2007 estaba a cargo de la Superintendencia de Registros Públicos, fue destituida al comprobarse, luego de un proceso administrativo, que incumplió con presentar los balances debidamente auditados del 2005. Así lo señala la Resolución Suprema 041-2007-JUS, suscrita por el entonces presidente Alan García y por la ministra de Justicia, María Zavala.

Esta información fue confirmada por el congresista aprista Javier Velásques Quesquén, quien descartó una represalia contra Freitas por ser un personaje cercano al exmandatario Alejandro Toledo. "En ese caso ella no hizo una demanda judicial, ella aceptó la sanción. Es muy sospechoso que se haya quedado callada si era inocente", dijo.

EVALÚAN CASOConsultado al respecto el congresista de Alianza Por el Gran Cambio Luis Galarreta, calificó de preocupante dicho caso y anunció que será analizado por la comisión evaluadora, la cual integra.

"Me ha llegado información de que la señora Freitas fue destituida del cargo de superintendente por unas presuntas irregularidades, si se confirma que se le abrió proceso y luego fue destituida su candidatura estaría en evaluación y Perú Posible tendría que analizar el caso", adelantó.

El parlamentario admitió también que dicha postulación, a diferencia de las del TC y BCR, es la más cuestionada y débil. "Tengo que reconocer que esta candidatura es la más criticada, eso está clarísimo. El Congreso pudo haberse equivocado en la (candidatura) de la defensora, pero los aspirantes del BCR y TC están en un nivel superior", se defendió.

OTRO ESCOLLOSin embargo, este no es el único escollo que encontraría Freitas en su camino a la Defensoría. El también miembro de la comisión evaluadora, Michael Urtecho, reveló a Perú21 que la exprocuradora no puede ser candidata a dicho cargo.

Según explicó, el puesto que actualmente ostenta, de regidora de la Municipalidad de Lima por el partido Perú Posible, se lo impide.

"Ese puesto es irrenunciable, tendrían que vacarla y eso es imposible porque esa figura se da en casos muy graves", explicó el parlamentario.

Anunció que presentará ante la comisión este inconveniente y que debe ser el Oficial Mayor quien determine si puede seguir en el concurso o no.

NEXOS TOLEDO-FUJIMORISi bien es cierto que Freitas se hizo conocida en el gobierno de Toledo, en su cargo de procuradora del Ministerio de Justicia, la letrada hizo noticia al aparecer en un video –junto con el exmandatario y otros personajes– festejando la inscripción política del entonces partido País Posible. A raíz de este caso, fue investigada por el caso de las firmas falsas.

Otra mancha en su currículum es que siendo abogada del Estado recibía paralelamente dietas extraordinarias en las empresas estatales Enaco, Tans Perú, IRTP (Canal 7), Osiptel y una remuneración de la Fundación Canevaro.Sin embargo, Freitas no solo estuvo relacionada Toledo, sino también con el régimen de Alberto Fujimori, gobierno en el que ejerció también el cargo de procuradora.

Fuentes de esa época aseguran que cuando desempeñó esa función intentó encarcelar a Michal Ivcher, hija de Baruch Ivcher, por una transferencia de acciones que esta realizó para tratar de impedir que los Winter regresen al canal.

TENGA EN CUENTA

- La abogada Pilar Freitas trabajó tres años en la reforma del Poder Judicial que llevó a cabo el entonces comandante de la Marina José Dellepiane y David Pezua (por orden expresa del expresidente Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos).

- Este último la nombró procuradora del Poder Judicial y ya, en ese entonces, era militante de Perú Posible (en ese tiempo País Posible), actividad que –aseguran– ocultó.

- Luego fue abogada del Estado en el Ministerio de Justicia y trabajó con la exviceministra de dicha cartera Miriam Schenone.