notitle
notitle

Veo personas muy interesadas en hacer una transición en su alimentación hacia una dieta vegetariana. Las razones varían: cuidar el medio ambiente, salud, crianza, cuidado médico, alimentación de los animales, etcétera. Considero válidos esos motivos, pero debemos evitar que, al eliminar ciertos alimentos, se produzcan deficiencias nutricionales que generen consecuencias negativas en la salud.

Los nutrientes que a menudo están ausentes en una dieta vegetariana son proteínas, vitamina B12 y hierro. Es importante mencionar que hay muchos tipos de dietas vegetarianas y que varían por la inclusión de ciertos alimentos, como huevo, leche, pescado, en fin. Otras dietas solamente incluyen productos vegetales.

Los productos de origen animal, como carnes, huevo, leche y derivados, contienen proteína de alto valor biológico. Esto quiere decir que contienen todos los aminoácidos esenciales. Si bien las leguminosas y los cereales contienen proteína, la cantidad y calidad no es suficiente para consumirse solas. Deben combinarse adecuadamente los alimentos y no debe haber deficiencia de macronutrientes (carbohidratos, proteína, grasa) ni de micronutrientes (vitaminas, minerales).

A las personas que hayan hecho o estén interesadas en hacer esa transición en su alimentación recomiendo buscar orientación profesional para lograr una salud óptima. La salud puede alterarse tanto por exceso como por deficiencia de alimentos. No es suficiente seguir la intuición o las recomendaciones de amigos. De hecho, brindo este tipo de asesorías en mi consultorio. Me pueden escribir a taliaschvartzman@gmail.com o mediante Facebook: EcoNutrición Talia Schvartzman.