notitle
notitle

Pocas cosas son tan inspiradoras para mí como la lactancia materna. Cuando di de lactar a mis hijas, entendí por qué se usa el término "lechera" para referimos a alguien con suerte.

Cuando una mamá primeriza observa fotos de madres dando de lactar, imagina que todo es lindo. No siempre es así, pero hay que insistir: luego se hace fácil y placentero.

La leche materna debería brindarse durante los primeros dos años de vida. En forma exclusiva (sin otros alimentos) durante los seis primeros meses y luego de manera complementaria con otros alimentos.

Las madres somos "lecheras" porque es una suerte ser una fuente de alimentación para nuestros hijos. Felicito a las madres que se esfuerzan para dar de lactar, a los pediatras y ginecólogos que preparan a las gestantes para la lactancia y a las instituciones de salud que apoyan esta práctica. ¡Feliz día a las mamás y futuras mamás!