notitle
notitle

Diciembre es un momento del año esperado por muchos, es un tiempo de Navidad, de amor, de familia y de amigos. Coincide también con la finalización del año, por lo que las empresas, instituciones, y grupos de diversos tipos aprovechan la ocasión para reunirse a celebrar, a dar reconocimientos y premios a sus colaboradores. Y en todos los eventos nos acompaña la comida, que normalmente es muy calórica. Si bien todavía faltan algunas semanas para celebrarlo, te aconsejo ir planeando y programando tus eventos y las comidas. Diciembre es también un mes muy gastado y estresante, lo que a su vez hace que comamos más, causando así sobrepeso y obesidad.

Si vas a tener muchos eventos familiares, sociales y laborales, escoge a cuáles no puedes dejar de ir. Si tú eres el anfitrión o participas en la organización, asesórate con tiempo para buscar alternativas de comidas más saludables. Asegúrate de tener al menos una o dos opciones saludables.

Algunos ejemplos de opciones más saludables son: ensaladas frescas sin mayonesa o aderezos cremosos, ensalada de frutas, wraps integrales vegetarianos, piqueos libres de frituras, jugos sin azúcar y extractos. Por otro lado, la segunda quincena de diciembre debes empezar a cuidar cada una de tus comidas, tratando de incluir alimentos ricos en antioxidantes como maíz morado, arándanos, espárragos, ajo, camu camu, etc., de los que he hablado en columnas anteriores.

Evita las harinas refinadas como panes blancos, fideos, galletas, empanadas, panetón y postres, y sustitúyelos por arroz integral, avena, menestras y tubérculos, siempre en cantidades moderadas. Evita también frituras, cremas y aderezos grasosos. Planifica tus eventos y comidas de manera inteligente. Esta puede ser la clave para disfrutar y celebrar el fin de año libre de molestias. ¡Regala salud!

(taliaschvartzman@gmail.com)