Castigó poblaciones costeras. (Reuters)
Castigó poblaciones costeras. (Reuters)

MANILA (AP).— El tifón más poderoso del año azotó el centro de las Filipinas, lo que generó deslizamientos de tierras y cortes del servicio eléctrico, así como en las comunicaciones en varias provincias. Al menos cuatro personas murieron.

El tifón Haiyan barrió el archipiélago de este al oeste —especialmente las islas de Samar, Leyte, Cebú y Panay— y castigó a las poblaciones costeras con vientos superiores a los 200 kilómetros (125 millas) por hora. Casi 720,000 personas fueron evacuadas.

MÁS PREVENCIÓNLas autoridades de las Filipinas, país que suele ser castigado por unos 20 tifones y tormentas tropicales al año, han realizado en los tiempos más preparativos para reducir las muertes. Los anuncios de los servicios públicos son más frecuentes, al igual que las advertencias del presidente y funcionarios de alto rango, transmitidas regularmente por radio, televisión y las redes sociales.