Nueve anotaciones en medio de la calamidad

“Nuestra política es el espejo amplificado de las malas costumbres de nuestra comunidad. Lo sabemos bien”.

ppk

Acompañado de sus 19 ministros, Kuczynski emitió un mensaje a la Nación en el que comunicó su dimisión. (Presidencia de la República)

Acompañado de sus 19 ministros, Kuczynski emitió un mensaje a la Nación en el que comunicó su dimisión. (Presidencia de la República)

Presidencia de la República

Sandro Venturo
Sandro Venturo

1. Cuando PPK presentó su renuncia, no hubo sorpresas ni dramas en la calle. Ni siquiera la gente se sintió fastidiada con su absoluta ausencia de autocrítica. Ya había sido vacado por el pueblo. Solo faltaba que en las alturas el juego sucio hiciera su parte. ¡Y vaya que vimos –nuevamente– de qué material están hechos nuestros políticos!

2. Durante casi tres décadas, los tecnócratas estuvieron detrás de todos nuestros presidentes. Ellos, se supone, le dieron continuidad a las reformas de los noventa e hicieron que el PBI se triplique exitosamente. Ahora tuvieron la oportunidad de gobernar. Pero no fue una experiencia de lujo sino un fracaso triste y rochoso.

3. No importa que el fujimorismo se divida en mil, cada nueva parte reproduce el espíritu del original. Unos crecen comprando lealtades, otros siembran topos para grabarse haciendo cochinadas. Parece que el apellido no podrá librarse de su asociación con los sucesos más lamentables de nuestra historia.

4. La izquierda tiene la virtud de demostrar –cada vez que puede– que sus ideas perviven desfasadas de la realidad. Piden nuevas elecciones cuando eso no es probable. Piden nueva Constitución como si un asunto reglamentario resolviera la corrupción y negligencia de todas las facciones de nuestra clase política. Para esta izquierda, gestionar el país es, fundamentalmente, escribir comunicados.

5. Los congresistas de todos los partiduchos políticos andan por el Perú alucinando, siempre, en cualquier circunstancia. Alucinan que la gente sigue sus discursos en el Pleno y se pulen en su medianía. Alucinan ante la prensa que sus opiniones sobre la situación actual son importantes para la ciudadanía. Alucinan, hediondos, que su par es el apestoso.

6. La gran mayoría de periodistas hace preguntas desubicadas, tremendistas, frívolas, revelando su inmensa ignorancia. No estudian ni se informan. Les importa un pepino orientar a sus conciudadanos. Lo suyo es la nota sobre la próxima primera dama o el sabor de la torta del cumpleaños del flamante Vizcarra.

7. Nuestros corruptos, chicos y grandes, letrados e iletrados, son burdos y patéticos, andan orgullosos hablando como el pendejo del barrio. Caen porque la conchudez que les permite robar, esa misma, los hace vulnerables. El problema mayor son los otros, los que aún la hacen ‘linda’.

8. Vizcarra tiene una gran oportunidad en medio de esta calamidad. Todos necesitan reorganizar sus fuerzas y quemar las evidencias que los vulnerarían. Todos necesitan ganar tiempo pues se vienen otras bombas nucleares. Ojalá el presidente nos sorprenda y nos devuelva algo de esperanza.

9. Nuestra política es el espejo amplificado de las malas costumbres de nuestra comunidad. Lo sabemos bien. ¿Podremos generalizar las buenas para recibir con alegría el bicentenario? ¿Llegaremos?

Ir a portada