Pedido. Rondón reclama mayor reflexión sobre la propuesta. (César Fajardo)
Pedido. Rondón reclama mayor reflexión sobre la propuesta. (César Fajardo)

Se quedó sin piso. A menos de una semana de su aprobación en la Comisión de Constitución, el proyecto que plantea restituir el Senado y crear las senadurías vitalicias para los exjefes de Estado se ha quedado sin los 94 votos a favor que –según Omar Chehade– garantizaban su aprobación en el Pleno del Legislativo.

A la fujimorista Fuerza Popular, que desde un inicio objetó la propuesta, y a Unión Regional, que a través de su vocero Mariano Portugal, consideró inoportuna la aplicación de estas reformas a partir de 2016, se sumó ayer el portavoz de Solidaridad Nacional, Gustavo Rondón, quien declaró a Perú21 que el tema requiere mayor debate y análisis por sus implicancias en una coyuntura adversa para el Congreso en términos de imagen.

"La bicameralidad no es prioridad. Esta no es una carrera; tomará su tiempo porque es un paso indudablemente grande en el proceso de reforma del Estado; no es cuestión de vida o muerte. Si tienes una alta desaprobación como la tiene el Congreso, lo primero es analizar el tema en profundidad", comentó.

TENGA EN CUENTA

- Según la Constitución, para aprobar esta reforma se requiere el voto de no menos de 87 congresistas en dos períodos legislativos sucesivos.

- Caso contrario, el dictamen debe ser avalado por 66 congresistas y ser sometida a referéndum.