Se enfrentó a tiburones. (AFP)
Se enfrentó a tiburones. (AFP)

LAGOS (EFE).– El nigeriano Harrison Odjegba Okene sobrevivió tres días en una cámara de aire que se formó en un barco hundido en el fondo del Océano Atlántico. Fue el único sobreviviente de una tripulación integrada por 12 personas.

Con solo sus calzoncillos puestos, Okene se desplazó por el interior de la nave hundida a 30 metros de profundidad, tratando de hallar un lugar seguro para ser rescatado ante el asedio de los tiburones.