SE EXTENDIÓ EL PROBLEMA. Integrantes de mesa directiva 2011-2012 enfrentados por el escándalo Urtecho. (Perú21)
SE EXTENDIÓ EL PROBLEMA. Integrantes de mesa directiva 2011-2012 enfrentados por el escándalo Urtecho. (Perú21)

El escándalo que envuelve al congresista Michael Urtecho se extiende e involucra a los integrantes de la primera Mesa Directiva del Legislativo (2011-2012). El exvicepresidente del Congreso Yehude Simon reveló que tuvo conocimiento de las irregularidades cometidas por Urtecho (miembro de esa directiva) y que informó de ellas al entonces titular Daniel Abugattás. Este no le hizo caso porque, según anotó Simon, "con esto se friega al Congreso".

Mientras la Comisión de Ética apura el paso para determinar qué sanción planteará para Urtecho, las declaraciones de Simon –en el programa de Rosa María Palacios, en Radio Exitosa– abren un nuevo frente en este caso.

El político lambayecano reveló que cuando asumió su función parlamentaria, en 2011, y estando en la segunda vicepresidencia del Parlamento, recibió la visita de cinco extrabajadores del despacho del legislador de Solidaridad Nacional, quienes denunciaron el ilegal recorte de sueldos desde el 2006.

Reveló que una de las denunciantes presentó el caso a un canal de televisión, pero no salió al aire, ante lo cual se sintieron atemorizados.El legislador sostuvo que le informó de estos hechos a Abugattás, pero que no le hizo caso y se limitó a comentarle que "con esto se friega el Congreso".

Horas después, en canal N, Yehude Simon ratificó que le había informado de estos hechos al entonces presidente del Congreso y que este le respondió que iba a haber una investigación. "Pero todo quedó en nada", remarcó.

Incluso, sostuvo que otros parlamentarios también "estaban al tanto de estas irregularidades", pero no quiso revelar sus nombres.

En diálogo con Perú21, Abugattás negó que Simon le haya comunicado sobre las irregularidades en el despacho de Urtecho. Incluso, lo retó a que lo denuncie por encubrimiento de los delitos que se puedan haber cometido en este escándalo.

"Es muy grave lo que dice el señor Simon. Si él sabía de la comisión de un delito, su obligación era denunciarlo. Yo no recuerdo ningún comentario de parte de él en ese sentido. Si dicho legislador ha guardado silencio por más de dos años, sobre la comisión de un delito, la responsabilidad recae en él mismo y tendrá que asumirla", subrayó.

Simon habría sido "un encubridor del congresista Urtecho y eso complicaría más la cosa", añadió.

Dijo que le parecía de mal gusto la actitud de este parlamentario, de aparecer después de dos años "con un cuento buscando reposicionarse políticamente".

De otro lado, Abugattás también se refirió al tema de los gastos institucionales para la mesa directiva –aprobado en su gestión mediante acuerdo N°016-2011-2012– y destacó que fue el único que no hizo uso de esos recursos.

"Quienes tienen que rendir cuenta de esos gastos institucionales son los (vicepresidentes) señores Merino, Simon y Urtecho", anotó.

Este diario se comunicó con el otro integrante de la mesa directiva de Abugattás, el exprimer vicepresidente Manuel Merino de Lama (AP), quien aseguró que nunca conoció de una denuncia contra Urtecho. Aclaró que una cosa "son los chismes" que pueden circular en los pasadizos y otra, una denuncia contundente.

SUSPENSIÓN Y DENUNCIAMientras tanto, a pesar del feriado, el presidente de la Comisión de Ética, Humberto Lay, convocó a los funcionarios de la Secretaría Técnica y a los asesores del grupo para ultimar detalles del informe sobre el caso Urtecho.

Agregó que hoy deben estar listas las conclusiones que serán distribuidas entre los miembros de la comisión, de modo que se pueda convocarse a sesión extraordinaria para mañana con la finalidad de votar el informe.

También dijo que coordinará –con el titular del Congreso, Fredy Otárola– una autorización para que puedan sesionar mañana durante un receso del pleno de los jueves.

Pese a que Lay no quiso revelar los puntos que incluirán en las conclusiones del documento, solo señaló que con los testimonios recogidos ya se tienen "los elementos de juicio suficientes" para elaborar el informe objetivo. "Deben aclararse las cosas para bien o para mal", puntualizó. Cabe recordar que este grupo de trabajo culmina sus funciones este jueves.

Trascendió que, por la gravedad de los hechos relatados en ocho testimonios, se planteará que a Urtecho se le aplique la máxima sanción disciplinaria, es decir, 120 días de suspensión.

Asimismo, se incluirá una denuncia constitucional ante la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales y podría significar el desafuero del parlamentario.

La comisión también evalúa la posibilidad de plantear un proyecto de reforma del Código de Ética para dar prioridad a las denuncias que este grupo deriva a la Subcomisión de Acusaciones. Fuentes legislativas revelaron que hay un vacío legal que benefició a congresistas como Emiliano Apaza y Celia Anicama.

TENGA EN CUENTA

- Si se presenta una denuncia constitucional contra Urtecho, esta debería ser procesada conforme al artículo 99° del Reglamento del Congreso.

- La denuncia será derivada a la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales que deberá calificar si el caso reúne las condiciones formales y, luego, tras informar a la Comisión Permanente, iniciar las investigaciones. Todo dentro de los plazos establecidos en la norma.

- Aprobada la denuncia, retorna a la Comisión Permanente. De aprobarse, pasa el Pleno donde se debate también el desafuero.