notitle
notitle

Rodrigo Rondón,Opina.21familia@peru21.com

Quienes tenemos un perro de mascota siempre nos hemos preguntado si es posible que el animalito perciba nuestra tristeza, pues cuando nos hemos sentido desolados nuestra mascota se nos ha acercado para hacernos cariño (con sus lamidos), como si quisiera consolarnos. ¿Es posible que nuestro perro perciba nuestra tristeza? Al parecer sí, o al menos eso es lo que gracias a un estudio científico –realizado hace unos meses– dos psicólogas de la universidad británica de Goldsmiths han demostrado. Según la investigación, los perros perciben la tristeza de sus dueños y responden al llanto de estos consolándolos al instante, incluso con más rapidez que muchos humanos. El lamido es su demostración más común. Esta empatía puede ser una de las razones por las que los humanos y los perros permanecen unidos desde hace tanto tiempo. Y es que, en general, las mascotas crean un vínculo tan fuerte con sus amos que no deberían sorprendernos.