Sigue actualizado en nuestra APP

"La sentencia del caso Utopía es una burla"

El popular Saravá es uno de los padres de las 29 víctimas de la desgracia ocurrida en la discoteca Utopía. Casi doce años después de aquellas muertes, la justicia peruana emitió una sentencia benigna. Aquí su protesta.

Foto: Martín Pauca.

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Luis Delgado Aparicio,Abogado Autor: Gonzalo Pajares.gpajares@peru21.com

El 21 Juzgado Penal de Lima condenó a cuatros años de prisión a los administradores de la discoteca Utopía, donde murieron, hace casi 12 años, 29 jóvenes. La sensación de indignación por una sentencia benigna recorrió la opinión pública. Por eso, para analizar el fallo, buscamos a Luis Delgado Aparicio, uno de los padres de las víctimas.

¿Cómo toman las 29 familias lo resuelto por el juzgado?La sentencia del martes representa una burla a todas las víctimas de Utopía, y a las 29 familias involucradas. En segundo lugar, el fallo no ha presentado argumentos sostenibles que justifiquen lo dictaminado por la jueza Úrsula Ruiz. En tercer lugar, el juzgado no puede afirmar que, porque los sentenciados no tienen antecedentes penales, su culpa desaparece o se minimiza. Señores, ¡murieron 29 muchachos!

La sesión de ayer fue tétrica…Estamos indignados porque la jueza Ruiz hizo una sesión fúnebre en el Palacio de Justicia: leyó uno por uno todos los protocolos de las autopsias de nuestros hijos. Al hacer esto nos ha removido el alma. Digo, ¿por qué tenía que hacer algo así? Nos refregaron la muerte de nuestros seres más queridos. Fuimos a escuchar una sentencia justa, no a ser testigos de una sesión fúnebre… y solo eso encontramos.

¿Por qué cree que la jueza Ruiz falló así?No la entiendo. No puede ser posible que los señores Alan Azizollahoff y Édgar Paz Ravines, los administradores de la discoteca, reciban una sentencia menor que Percy North, quien era su subordinado y fue condenado a 10 años de prisión. La responsabilidad mayor está en Azizollahoff y Paz, entonces, estos debieron recibir una condena mayor o, en el peor de los casos, igual. Estos señores eran los que disponían todo en Utopía. La discoteca no contaba con el visto bueno de Defensa Civil, institución que les dijo que no podían abrir en esas condiciones. Además, el local no tenía licencia de construcción, de funcionamiento, para vender alcohol, ni siquiera para poner música… y, a pesar de todas estas irregularidades y malas prácticas administrativas y ciudadanas, solo los han condenado a cuatro años de prisión. ¡Esto no es posible! Hemos sufrido una burla soberana.

¿Quiénes más son responsables de la sucedido ese 20 de julio de 2002?No puede ser que el señor Carlos Dargent (ex alcalde de Surco) sea el único alcalde en el mundo que no ha sido condenado por un hecho así. Yo he registrado el actuar de la justicia en casos similares –he revisado 21 casos– y siempre la autoridad edil fue sancionada. Nuestras familias han sido maltratadas… este es el proceso penal más largo del mundo y, encima, no se ha hecho justicia.

¿No hay jurisprudencia para casos como el de Utopía?Acá se ha dado un hecho gravísimo: el 2 de julio de 2013, la Sala Constitucional y Social de la Corte Suprema, presidida por el señor Hugo Sivina, dictaminó por unanimidad que lo sucedido en Utopía era un homicidio culposo agravado, cuya pena oscila entre los seis y nueve años: la señora jueza del 21 Juzgado Penal ni siquiera ha cumplido con lo que la Corte Suprema ordenó al tipificar este delito y su pena. También nos ha llamado la atención que no se haya levantado el secreto bancario de los responsables de la muerte de nuestros hijos. ¡Por qué se quiere proteger a estas personas, responsables de la muerte de 29 jóvenes!

La opinión pública considera este fallo como vergonzoso…Acá no se ha aplicado ni la ley ni el sentido común. Como abogado y vocero de los padres del caso Utopía, hace 11 años y nueve meses que estudio todos los días el caso y hoy no puedo entender el fallo de la jueza. No puede ser que una jueza provisional emita un fallo ridículo que, además, se aleja de lo tipificado por la Corte Suprema.

¿Qué acciones tomarán?Las que contempla la ley. Primero, apelaremos. Segundo, me he comunicado con los embajadores de México y EE.UU. para decirles que, a partir del martes, dos homicidas (Édgar Paz y Alan Azizollahoff) caminan libres por las calles del DF y de Miami. Tercero, se ha encendido la alarma de Interpol y se ha ordenado la captura internacional de Azizollahoff y Paz. Además, estamos sorprendidos por la actitud de Javier Valle Riestra. ¡Cómo es posible que un abogado ilustre como él solicite la prescripción de los delitos! No entiendo cómo él, siendo un hombre que sabe tanto de extradiciones, haya ido a Washington, a la Corte Interamericana, y haya pretendido poner una demanda contra el Estado peruano cuando algo así solo es admisible cuando se ha agotado la vía previa… algo que aún no pasa pues la sentencia recién es de primera instancia. O Valle Riestra está senil o está buscando argucias para proteger a este par de asesinos. No lo juzgo, pero no lo entiendo.

¿Algún día llegará la paz para los familiares de las víctimas de Utopía?El círculo de dolor se cerrará cuando se haga justicia. La única lucha que se pierde es la que se abandona. Mientras esté vivo seguiré luchando, junto con las otras familias, por la justicia, no nos vamos a rendir.

AUTOFICHA

- Quiero mucho a mi país, siempre he tenido confianza en su justicia, pero desde el martes no duermo, la presión me ha subido y he tenido que internarme.

- Me he comunicado con los embajadores de México y EE.UU. para decirles que dos homicidas (Paz y Azizollahoff) caminan por sus calles.

- Hace 11 años que estudio todos los días el caso Utopía, y no puedo entender el fallo de la jueza. No puede ser que una jueza provisional emita un fallo ridículo.

Ir a portada