Santos en aprietos. (Rafael Cornejo)
Santos en aprietos. (Rafael Cornejo)

El presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, deberá someterse al peritaje psicológico que ordenó el Ministerio Público, en el proceso que se le sigue por los delitos de secuestro y tortura a Petronila Vargas y por el asesinato de su padre Eliseo Vargas.

Santos y su coacusado Ydelso Hernández están obligados a ir el 28 de enero a las oficinas del Instituto de Medicina Legal de Chiclayo, pues están citados bajo apercibimiento.

"De lo contrario, tendrán el mismo final que su amigo y coacusado en este proceso, Segundo Natividad Lozada Mondragon, quien fue detenido el viernes en Jaén y hoy lo trasladarán a San Ignacio por resistirse a declarar ante la Fiscalía", informó a Perú21 Javier Adrianzén, abogado de Petronila Vargas. Vargas ya ha pasado una parte del examen psicológico en el Instituto de Medicina Legal en Lima. Pero como no pudo seguir viniendo a la capital, la diligencia continuó en Chiclayo.