EN EL MEDITERRÁNEO. Una de las naves enviadas está equipada como una central de espionaje. (AFP)
EN EL MEDITERRÁNEO. Una de las naves enviadas está equipada como una central de espionaje. (AFP)

ESTAMBUL/ SAN PETERSBURGO/LONDRES (Agencias).– Aumenta la tensión. Rusia envía buques de guerra al mediterráneo, frente a las costas de Siria. Una de las naves está equipada como una central de espionaje, informó la edición digital del diario Hürriyet. "La misión de la tripulación es reunir información sobre esta región de alta tensión", cita la publicación, en aparente referencia a Siria.

De igual modo, Moscú envió buques de guerra al Mediterráneo para una posible evacuación de los ciudadanos rusos que están en Siria, explicó Sergei Ivanov, jefe de gabinete del Kremlin.

A ello se suma que Turquía desplegó tropas para reforzar su frontera con Siria, indicó la agencia Dogan. Por su parte, la máxima autoridad iraní, el ayatolá Ali Khamenei, advirtió que Washington sufrirá pérdidas ante cualquier intervención militar.

DIVISIÓN EN EL G-20Mientras tanto, en San Petersburgo, la Cumbre del G-20 aborda la crisis en Siria, pero las divisiones quedaron patentes en la primera jornada, con Estados Unidos y Francia a favor de una intervención militar y un grupo de países, liderados por Rusia, que abogan por una solución política.

"Se ha confirmado la división sobre Siria (entre las principales potencias mundiales)", escribió el presidente del Consejo italiano, Enrico Letta, en un tuit al término de una larga cena en la que los mandatarios expusieron sus posiciones.

El anfitrión del encuentro, Vladimir Putin, decidió incluir el tema en la agenda de este G-20, dejando en segundo plano la agenda oficial dedicada entre otros temas a las turbulencias financieras que viven los países emergentes.

Fortalecido por el aval de la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado estadounidense, Obama llegó a Rusia dispuesto a convencer a sus interlocutores de que la comunidad internacional no se puede quedar "callada" frente a la "barbarie" en Siria.

NUEVAS PRUEBASPrecisamente, el primer ministro británico, David Cameron, señaló que el Reino Unido tiene nuevas pruebas de que se emplearon armas químicas en un ataque en Siria. Cameron precisó que unos científicos de las instalaciones militares de Porton Down han analizado muestras tomadas de un supuesto ataque con gas en Damasco y concluyeron que habían dado positivo para el agente nervioso sarín.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, prometió a los líderes del G-20 que pronto serán revelados los resultados de la investigación sobre el posible uso de armas químicas.

"Los científicos están trabajando para asegurar un rápido resultado, que debe respetar los más altos estándares profesionales", afirmó Ban Ki-moon durante la cumbre.

Al mismo tiempo, apuntó que "todas las acciones que se vayan a tomar deben enmarcarse en la Carta de la ONU" y destacó la imperiosa necesidad de "poner fin a la guerra".

TENGA EN CUENTA

- El presidente estadounidense, Barack Obama, acusa al régimen sirio de Bashar al Asad de recurrir a armas químicas.

- Rusia ha sido uno de los más firmes aliados del líder sirio en la guerra civil que libra desde hace más de dos años.

- Obama espera la luz verde del Congreso estadounidense, que reanuda sus sesiones el lunes, para llevar a cabo una operación militar.