DESTAPÓ LA OLLA. Rospigliosi dio las primeras señales de alerta. (César Fajardo)
DESTAPÓ LA OLLA. Rospigliosi dio las primeras señales de alerta. (César Fajardo)

El exministro del Interior Fernando Rospigliosi denunció ayer que en la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI) laboran cerca de mil personas que se encargarían del seguimiento y 'chuponeo' a la oposición.

Consultado por Perú21, dijo que a los 400 operadores de esa entidad se sumaron 400 policías y militares en retiro, a quienes les pagarían S/.3,500 al mes con la condición no de aparecer en planilla. A esa cifra, indicó, se agregaron los 150 agentes en actividad del Ministerio del Interior.

"Es política de la DINI reclutar a gente con formación policial y militar para dedicarla a este tipo de labores de seguimiento", sostuvo, y advirtió que lo regular sería que funcionara con unas 250 personas.

Rospigliosi criticó que, pese a las evidencias sobre el reglaje a los personajes incómodos para el Gobierno, el premier Juan Jiménez siga negándolo y no haga nada al respecto.

SÍ HAY REGLAJEPor su parte, el analista y exasesor de la Presidencia del Consejo de Ministros, Carlos Tapia, respaldó las denuncias sobre el seguimiento a opositores, y alertó que con estas prácticas buscan, además, información de la bancada de Gana Perú. En Ideeleradio, sostuvo que la DINI tiene capacidades ejecutivas y normativas similares a las del desactivado Servicio de Inteligencia Nacional (SIN).

Desde España, el primer ministro reiteró que las acusaciones sobre espionaje son solo "una fantasía de sectores políticos que buscan desviar las investigaciones".

DATOS

- Rospigliosi confirmó que hoy se presentará ante la Comisión de Inteligencia del Parlamento, y dijo que espera que la sesión no sea reservada.

- Afirmó que la búsqueda de pruebas sobre el reglaje es responsabilidad de los congresistas. "Para eso les pagamos a ellos", indicó.