Peritos fiscales que acompañaron a Lozada al Colca habrían consignado por error que habían ubicado tres. (Heiner Aparicio)
Peritos fiscales que acompañaron a Lozada al Colca habrían consignado por error que habían ubicado tres. (Heiner Aparicio)

Gessler Ojedagojeda@peru21.com

La acusación contra Rosario Ponce por la muerte de Ciro Castillo Rojo pende de un hilo pues uno de los elementos principales usados por la fiscal María del Rosario Lozada para responsabilizar a la joven fue desmentido ayer.

A las 9 de la mañana, la fiscal debía mostrar a la defensa de Rosario los tres guantes que dijo que se habían recogido durante el levantamiento del cadáver de Ciro. No obstante, ayer dijo en la diligencia que el guante que se halló en la mano del muchacho aún permanece en el Ministerio Público de Lima. Por lo tanto, refirió que solo exhibiría los guantes que fueron hallados cerca del cuerpo del joven.

Luego de abrir una bolsa lacrada, la fiscal extrajo un solo guante al cual, al momento de ser ubicado en el nevado Bomboya en octubre de 2011, se le había salido su forro. Esto habría inducido a la equivocación a los agentes que realizaron la pericia en el Colca, quienes consignaron en su informe que habían ubicado tres guantes. Ayer se corrigió ese error y se dejó constancia de que solo se ubicó un par de guantes en el sitio donde se encontraron los restos de Ciro.

CRASO ERRORCabe señalar que en la disposición fiscal N° 30, del 29 de octubre de 2012, donde la fiscal responsabiliza a Rosario de homicidio simple, la magistrada sostiene que en la escena del crimen se hallaron tres guantes, uno en la mano izquierda de Ciro y otros dos a 40 centímetros del cadáver. Para Lozada, ese hallazgo demostraría que Rosario estuvo junto a Ciro cuando éste cayó por una pendiente.

"De acuerdo a la experiencia, una persona solo usa un par de guantes. Entonces, al existir en la escena tres, se infiere que existió otra persona además del agraviado. Así, conociéndose que a Rosario se le encontró sin guantes, se puede concluir que esta estuvo con Ciro cuando se produjo su muerte", se puede leer en la página 52 de la mencionada disposición fiscal.

Hay que tener en cuenta que el tema de los guantes no es el único elemento que usa la fiscal para responsabilizar a Rosario por la muerte de Ciro. Sin embargo, sí es la única prueba real. Todos sus demás argumentos son solo indicios, entre ellos la fiscal considera el hecho de que Rosario y Ciro sostenían discusiones violentas. Asimismo de que las pericias psicológicas indican que Rosario tiene conductas temerarias.

SABÍA QUE

- Juan de Dios Medina, abogado de la familia de Ciro Castillo Rojo, protestó por la exhibición de los guantes. Dijo que el juez se extralimitó al ordenar que se muestren las pruebas, cuando ese proceso corresponde a un juicio oral.

- Gonzalo Bellido, defensor de Rosario, asegura que al demostrarse que no existe un tercer guante, no hay manera de que la fiscal sostenga que su patrocinada estuvo junto a Ciro en el momento de su muerte.

- Antes del 15 de mayo, la fiscal Lozada debe anunciar el archivo o acusación por homicidio contra Rosario.