notitle
notitle

Lima solo se ha asustado con Santos en Cajamarca y no tiene idea de otras linduras del 'electarado'. Veamos: 1) Humberto Huamán, de las filas del cura Arana, ha ganado en Urubamba, así que controlará Machu Picchu y las obras del nuevo aeropuerto de Chinchero. Solo por los terrenos para este terminal aéreo recibirá S/.200 millones, así que Huamán va a ser un rojo con harto billete y con el control de dos sitios estratégicos para fregar al turismo cusqueño. 2) Edy Benavides es un radical de la línea del ex emerretista Wilfredo Saavedra, a cuyo lado Gregorio Santos es un neoliberal. Pues bien, acaba de ser elegido alcalde de Bambamarca, desde donde se pueden bloquear muchas rutas estratégicas. 3) En la arequipeña Deán Valdivia ha ganado el rojazo Jaime de la Cruz, quien ya anunció que impedirá el proyecto cuprífero Tía María, donde seguramente fregará junto al también extremista Richard Alen, que se impuso en Islay. 4) Sorprende la alta votación que sacó el antisistema Zenón 'Moqueguazo' Cuevas en Moquegua al ocupar el segundo lugar, lo que indica que el proyecto Quellaveco también enfrentará serias resistencias. Y si bien no alcanzó la presidencia regional cusqueña, el radical Óscar Mollohuanca barrió en Espinar, así que Las Bambas seguirá con problemas. ¡La bacteria izquierdista es el equivalente al ébola para la salud económica del país!

Otro sector importante en divisas que está complicado es el pesquero. Imarpe acaba de informar que tan solo hay 1.45 millones de toneladas de anchoveta de biomasa cuando lo mínimo es 4 millones y lo usual es unos 10 millones, como apunta Abraham Levy. Por eso hay tan poco pescado y tan caro.