notitle
notitle

El Perú se encuentra entre los países con mayor desigualdad en la distribución del ingreso: su coeficiente de Gini (0 significa igualdad y 1 desigualdad) es 0.48 y se ubica en el puesto 22 entre 160 países. En una economía de mercado, el Estado redistribuye el ingreso cobrando impuestos y gastando lo recaudado. La razón por la cual el Perú exhibe aún una desigual distribución del ingreso es debido a que en las últimas décadas el Estado no ha sido capaz de mejorar significativamente la eficiencia del gasto público, a pesar de que sí ha logrado una mejora de la recaudación tributaria. La forma más eficaz y sostenible de redistribuir el ingreso es permitiendo que los más pobres estén en condiciones de aprovechar, por sí solos, las oportunidades que el crecimiento económico genera. No existe política redistributiva más eficiente que la mejora en la calidad del gasto público.