En riesgo. Caudal ya comenzó a afectar algunas estructuras. (David Vexelman)
En riesgo. Caudal ya comenzó a afectar algunas estructuras. (David Vexelman)

Aunque el caudal del río Rímac muestra una tendencia decreciente, su nivel continúa siendo histórico. Por tal razón, el Senamhi ha advertido que podría haber desbordes. Similar amenaza se da en las riberas del río Chillón, que presenta una alarmante crecida.

En el caso del Río Hablador, sus aguas empezaron ayer a causar daños en Chaclacayo. En la mañana se reportó el debilitamiento de dos pilares del puente Los Girasoles, en el km 23 de la Carretera Central.

Al lugar llegó el ingeniero de Defensa Civil Édgar Pagasa, quien dijo que se había prohibido el pase vehicular a fin de prevenir posibles accidentes.

En tanto, la Dirección General de Hidrología y Recursos Hídricos del Senamhi informó que el río Rímac registró ayer un caudal de 101.1 metros cúbicos por segundo. No obstante, señaló que muestra una tendencia decreciente.

CHILLÓN CRECECon respecto al río Chillón, la citada institución manifestó que este registra un caudal de 18.1 metros cúbicos por segundo, lo que significa un aumento del 73% respecto a su valor normal.

A diferencia del Rímac, presenta una tendencia creciente, por lo que no se descarta la ocurrencia de desbordes en los distritos del Cono Norte de nuestra capital.

Ante ello, se instó a las autoridades nacionales, regionales y locales a que tomen las previsiones del caso para mitigar posibles daños humanos y materiales.

SABÍA QUE

- La crecida del río Rímac también afecta las obras de Vía Parque Rímac debido a la acumulación de toneladas de basura en el túnel que quedó inundado en diciembre.

- Senamhi advirtió del peligro de las casas ubicadas en las laderas de los ríos.